México

Demandan senadores de oposición a AMLO modificar la estrategia de seguridad

Al guardar un minuto de silencio en la sesión de la Comisión Permanente por el homicidio de dos sacerdotes jesuitas en una iglesia de la comunidad de Cerocahui, en Chihuahua, los legisladores de oposición demandaron al presidente Andrés Manuel López Obrador modificar la estrategia de seguridad porque la aplicada hasta ahora no ha funcionado.

Según publica Reforma, los legisladores advirtieron que, con más de 121 mil homicidios dolosos, la actual se ha convertido en la Administración más violenta de los últimos tiempos.

El senador priista Eduardo Zarzosa demandó al Gobierno federal que se haga responsable de sus acciones y omisiones en materia de seguridad pública, ya que después de 42 meses de Administración, no puede seguir culpando al pasado de lo malo que ocurra en esta materia, y recordó que en lo que va del gobierno se han registrado más de 121 mil homicidios dolosos.

El priista, detalla el diario, demandó a los legisladores de la mayoría pedirle al presidente que cambie su estrategia de seguridad, ante el aumento de la violencia ocasionada por el crimen organizado.

Por su parte, la panista Gina Cruz Blackledge afirmó que las balaceras registradas esta semana en los estados de Michoacán, Guerrero, Hidalgo, Chihuahua y San Luis Potosí son un claro ejemplo de la claudicación del Estado, y expuso que, a las más de 121 mil víctimas de homicidios dolosos, hay que sumar los 100 mil desaparecidos y las 10 mujeres que todos los días son asesinadas como consecuencia de la violencia.

De acuerdo a lo publicado por Reforma, Cruz dijo que el colmo de la necedad es la afirmación del presidente López Obrador de que no cambiará su plan de seguridad, en un contexto en el que ciudades completas son controladas por el crimen organizado y la Guardia Nacional y el Ejército tienen órdenes de no actuar.

Nancy de la Sierra, integrante del Grupo Plural, llamó al diálogo al Jefe del Ejecutivo federal, a fin de rediseñar la política en materia de seguridad.

En su turno, el diputado petista Gerardo Fernández Noroña lamentó que todo lo que ocurre en materia de seguridad la oposición pretenda “cargárselo” al presidente, y aseguró que la política de seguridad del Gobierno federal ha funcionado, porque ya no hay desapariciones forzadas ni masacres y los feminicidios se redujeron 31%, los secuestros 58%, el robo 29% y los homicidios dolosos 16%.

El legislador del Partido del Trabajo (PT), relata Reforma, comentó que los homicidios son delitos del fuero común, por lo que son responsabilidad de las Fiscalías locales y no del Gobierno federal.

También consideró perverso y fuera de contexto que la oposición califique la estrategia de seguridad como “de abrazos, no balazos”.

Con información de Reforma

Print Friendly, PDF & Email
Botón volver arriba