México

Denuncia Juan Collado, desde la cárcel, a Julio Scherer por extorsión

El abogado Juan Collado, desde la cárcel, denunció ante la Fiscalía General de la República (FGR) al exconsejero Jurídico de la Presidencia, Julio Scherer, a tres abogados y un operador financiero presuntamente vinculados al exfuncionario, por extorsión, asociación delictuosa, lavado y tráfico de influencias.

Da acuerdo con información publicada por Reforma en su portal web, dicho medio nacional tuvo acceso a la denuncia, la cual precisa que Scherer ofreció a Collado excarcelarlo a través de un acuerdo reparatorio y simultáneamente un grupo de abogados -quienes fueron socios del exfuncionario en un despacho- le pedían vender Caja Libertad a Banco Afirme, de Julio César Villarreal Guajardo, empresario que según el testimonio de Collado es amigo de Scherer, de acuerdo con lo que le aseguraron esos mismos abogados.

“Realizaron hechos que tenían como fin utilizar al Estado mexicano y sus respectivas instituciones, a efecto de que les entregara diversas cantidades de dinero y otros bienes de mi propiedad (…), crearon una red de complicidades para obtener beneficios económicos”, señala la denuncia del abogado, según reporta Reforma.

El documento es la base del caso con el que la FGR pretende que sean vinculados a proceso los abogados Juan Antonio Araujo Rivapalacio, César Omar González Hernández e Isaac Pérez Rodríguez, así como David Gómez Arnau, financiero y representante de Grupo Afirme.

Scherer es el único contra quien la FGR no judicializó el caso.

Según su relato, añade Reforma, Scherer ofreció a Collado promover su excarcelación a cambio de 2 mil millones de pesos como reparación de daño, lo que cancelaría las acusaciones de delincuencia organizada y lavado que lo llevaron a la cárcel.

Collado vincula esa gestión de Scherer con ofrecimientos de los abogados del despacho Araujo, González, Peimbert, Robledo & Carrancá, para despojarle de sus propiedades.

Según la denuncia, Collado pagó a los abogados encabezados por Araujo 10 millones de pesos a cambio de que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), en ese entonces a cargo de Santiago Nieto, cerrara una investigación en su contra.

Además, los abogados le pidieron 3 millones de dólares, de los cuales pagó la mitad, para defenderlo desde su captura en julio de 2019.

“Me dijeron que el pago era el único camino a la libertad”, apunta en la denuncia el abogado preso.

Collado coloca como tema central de su acusación la presión para que la Caja Popular Libertad, que le pertenecía, pasara a manos de Afirme. “Libertad por libertad”, le advirtió Araujo.

Con información de Reforma

Botón volver arriba