Mundo

Denuncia la UE ante Naciones Unidas las “mentiras” de Rusia sobre Ucrania

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, usó este viernes su discurso ante la Asamblea General de la ONU para denunciar las “mentiras” de Rusia con respecto a Ucrania y el efecto que esta guerra está teniendo en todo el Mundo.

“El Kremlin está llevando a cabo una guerra híbrida que combina la violencia armada con el veneno de las mentiras”, dijo Michel, que acusó a Moscú de usar todo tipo de falsedades para justificar su invasión.

Así, insistió en que el Gobierno ruso se ha movilizado contra un “enemigo invisible” que supuestamente le amenaza, cuando la realidad es que “nadie ha amenazado, atacado o invadido Rusia2 y “nadie en Europa quería un conflicto”.

También cargó Michel contra el argumento ruso de que tenía que intervenir en Ucrania para evitar un presunto genocidio contra los rusohablantes, algo que ha repetido a menudo el Kremlin y que para la UE es algo inventado.

El político belga también atacó la insistencia rusa en hablar de “operación militar especial” y no de guerra: “Es una guerra, una agresión no provocada, ilegal, injustificada que busca cambiar por la fuerza las fronteras reconocidas internacionalmente y eso no es aceptable”.

Según Michel, la reciente movilización parcial de reservistas anunciada por el presidente ruso, Vladímir Putin, no hace más que confirmarlo.

El presidente del Consejo Europeo defendió las sanciones impuestas por los Veintisiete como algo “inevitable” para detener al Kremlin y subrayó que estas no son en absoluto responsables de la crisis alimentaria y de suministro de fertilizantes que se vive en el mundo, como sostiene Moscú.

“Eso es falso. Fue Rusia quien, incluso antes de la guerra, decidió unilateralmente reducir el nivel de sus exportaciones de grano y fertilizantes”, recalcó Michel, que recordó que también fue Moscú quien impuso un bloqueo naval en el mar Negro que impidió durante meses la salida de cereales de Ucrania.

El político belga pidió unión a todo el Mundo para evitar que “las acciones destructivas” de un país, Rusia, arruinen todo el trabajo para responder a los grandes problemas globales.

Según dijo, la UE no reclama a nadie que elija entre Oriente y Occidente o entre Norte y Sur, pero hay que posicionarse y la postura de Europa es la de defender el respeto de las fronteras y la cooperación, frente a la agresión y las amenazas.

Michel advirtió contra las crecientes fracturas internacionales y dijo que Europa quiere ser un líder pero mediante la cooperación, escuchando al resto del mundo y sin sermonear a nadie.

Con información e imagen de EFE

Botón volver arriba