México

Denuncian excesos de la Guardia Nacional contra migrantes

Un informe elaborado por la Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho (FJEDD), advierte que las detenciones arbitrarias, el uso excesivo de la fuerza y la violencia sexual son algunos abusos que elementos de la Guardia Nacional han cometido al ser desplegados como un muro militar de contención migratoria.

Según publica Reforma,el informe Bajo la Bota, en colaboración con otras organizaciones civiles, recopila 100 testimonios de personas migrantes y 144 respuestas a solicitudes de información pública, además de estar sustentado en trabajo de campo de las fronteras norte y sur de México.

En conferencia la directora de la FJEDD, Ana Lorena Delgadillo, señaló que “México ha optado por implementar una política migratoria que carece de un enfoque de derechos humanos, haciendo uso sistemático de la Guardia Nacional, pero también de otros cuerpos militares como aparatos de control, contención y disuasión migratoria.

“Esta decisión de militarizar la política migratoria afecta a las comunidades fronterizas, pero sobre todo a las personas migrantes y solicitantes de asilo”, la cita el diario.

Según el informe, la participación de la Guardia Nacional en tareas migratorias es una de las principales herencias institucionales de las presiones de la Administración Donald Trump para que México asumiera un papel más contundente en la contención de los flujos migratorios, señala Reforma.

“La Guardia Nacional perpetra detenciones arbitrarias basadas en perfilamiento racial y participa en la expulsión colectiva de personas migrantes y solicitantes de asilo hacia los puntos fronterizos en el sur de México”, indica.

“La Guardia Nacional ha incumplido sus obligaciones respecto al uso de la fuerza, cuando sus agentes han realizado controles y detenciones de personas migrantes y solicitantes de asilo, especialmente en el contexto de las caravanas migrantes”.

Sobre la violencia sexual, añade Reforma, el informe señala que los casos no son aislados, sino que, por el contrario, estos actos de violencia ejercidos por la Guardia Nacional y los agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) son cada vez más comunes en los procesos de control, verificación y detención migratoria.

“Las mujeres migrantes y solicitantes de asilo afrodescendientes y africanas en su tránsito por México han sido víctimas de prácticas de violencia sexual imbricada con el racismo antinegro, cometidas por elementos de la Guardia Nacional y otros cuerpos militares y policiales”, afirma el documento.

Con información de Reforma

Print Friendly, PDF & Email
Botón volver arriba