Las comunicaciones con Tonga continúan siendo escasas tres días después de la erupción del volcán

Desaparece volcán de Tonga tras violenta erupción

Imágenes satélite muestran que el volcán de Tonga cuya violenta erupción provocó un tsunami en el océano Pacífico ha desaparecido prácticamente tras la explosión registrada el sábado, una de las más potentes en tres décadas.

Fotografías recientes del Centro de Satélites de las Naciones Unidas (UNOSAT) revelan que a raíz de la erupción del volcán Hunga Tonga Hunga Ha’apa solo quedan dos pequeñas porciones de tierra sobre el nivel del mar.

Antes de la fuerte explosión, estas dos porciones que sobreviven -parte del cono del volcán submarino- eran mucho más grandes y estaban unidas por una lengua de terreno de hasta 1.2 kilómetros de ancho.

Las comunicaciones con Tonga continúan siendo escasas tres días después de la erupción del volcán, a unos 65 kilómetros al norte de la isla de Tongatapu -la más habitable del archipiélago- y el posterior tsunami, mientras que ya se ha confirmado al menos un muerto, aunque las autoridades creen que el número de víctimas será mayor.

Aviones australianos y neozelandeses han sobrevolado parte de Tonga, formada por 169 islas y con 105,000 habitantes, en tareas de reconocimiento para evaluar los daños causados por la erupción y el tsunami, que afectó a las costas de Estados Unidos, Perú, Japón y Australia, entre otros países.

Por su parte, la compañía estadounidense Planet, que cuenta con una red de 150 satélites, muestra este martes imágenes aéreas de la devastación causa por el tsunami en Tonga gracias a que las “nubes causadas por el volcán se van despejando”, apuntan en Twitter.

En una fotografía se puede apreciar que un asentamiento costero con alrededor de un centenar de edificaciones y los bosques cercanos han desaparecido prácticamente del todo y ahora está cubierta por un denso manto de ceniza.

Tonga, incomunicada hasta arreglar la conexión submarina

La escasa comunicación con esta nación dificulta las tareas de emergencia e impide conocer la situación actual del país tras la implacable sacudida de las olas.

Las autoridades tonganas no han podido comunicarse todavía con muchas de las islas habitadas, algunas de las cuales solo se elevan unos pocos metros por encima del nivel del mar.

El cable que acopla las comunicaciones desde y hacia Tonga, enlazado desde la vecina Fiyi, se ha roto a unos 37 kilómetros lejos de la costa tongana, confirmó Dean Veverka, jefe técnico de la compañía Southern Cross Cable.

“En estos días, los cables submarinos transportan alrededor del 99% de todas las comunicaciones entre países (…) Tonga pasará bastante tiempo con las comunicaciones limitadas”, apuntó el experto a la emisora Radio New Zealand.

Para iniciar la reparación, lo primero es que llegue un barco que se encuentra actualmente en Papúa Nueva Guinea, a unos 2,500 kilómetros de distancia de Tonga, lo que ya de por sí tardaría semanas, apunta Veverka.

Con información de EFE

Print Friendly, PDF & Email