Colima

Desatiende STJ criterios de derechos humanos en sus resoluciones: Ius Género

Desde el año 2011, el Supremo Tribunal de Justicia del Estado (STJ) está obligado a aplicar los criterios en materia de derechos humanos en todas sus resoluciones, sin embargo, no lo hace así, consideró la presidenta de la organización Ius Género, Evangelina Flores Ceceña.

Puntualizó que la visión que tiene el SJT se analiza y sustenta en la cuestión jurídica, pero no cuestionan su actuar, ni sus sentencias, ni la tardanza en sus resoluciones, ni cuestionan la diferencia de criterios ante un solo juez y un solo magistrado, y las sentencias salen sin total aplicación de los derechos humanos.

Flores Ceceña señaló que eso no es por desconocimiento, sino porque no quieren aplicar lo que están obligados desde 2011, emplear criterios nacionales e internacionales en dicha materia.

Destacó la titular de Ius Género, que “si no lo hacen es una violencia institucional en contra de toda la población, que tiene derecho a un debido acceso y a una debida aplicación de la justicia, no es que se le esté haciendo un favor”.

Evangelina Flores indicó que lo que se habla del dinero y el presupuesto del Supremo Tribunal de Justicia, “es porque se argumenta que se necesita más dinero”, señalando que al interior de la comunidad jurídica que ha iniciado un movimiento para sacar del aletargamiento en que se encuentra al Supremo Tribunal, están haciendo un análisis de cómo se están manejando los recursos en áreas que no son indispensables”.

A decir de la dirigente de Ius Género, en el Poder Judicial no se requiere de más presupuesto, sino de que haya una reingeniería: “No necesitamos más presupuesto, sino que ciertas áreas le sea quitado personal que no debiera estar ahí y canalizarlo a otro lugar que le hace falta”.

También calificó de obsoleta la visión que posee el personal del STJ sobre los derechos humanos, pues “eso no lo ha tocado el magistrado presidente Bernardo Alfredo Salazar Santana, ellos solamente mencionan la cuestión económica y nosotros (los juristas) lo que planteamos es que el personal que no está aplicando y que ya está en capacidad de jubilación, debe de retirarse y dejarle el paso a los compañeros jóvenes abogados, que salieron ya con esa visión de derechos humanos, para aplicarlos”.

Para la jurista también se debe plantear la debida capacitación del personal y que se refleje, “no que se tenga en un papel, porque se puede tener 20 mil diplomas y constancias en su aplicación, y para eso tendríamos que hacer una aplicación sencillita de cuáles son y cómo se aplican esos derechos en unos talleres que se deben aplicar”.

Botón volver arriba