Descarta López Obrador “mano negra” en paro de refinería Dos Bocas

El presidente Andrés Manuel López Obrador descartó este jueves (14) que en los enfrentamientos ocurridos el miércoles en la refinería de Dos Bocas, en Tabasco, haya “mano negra” desde el extranjero para detener la construcción de la obra, una de las más representativas de su Gobierno.

“No creo que haya mano negra para parar la refinería porque no quieran en el extranjero que se produzcan las gasolinas en México”, apuntó el mandatario durante su conferencia de prensa matutina desde el Palacio Nacional.

Un choque entre policías antimotines y empleados que mantienen una huelga desde el pasado martes en la refinería de Dos Bocas exigiendo aumento salarial y otras prestaciones, dejó el miércoles un saldo de tres heridos, según denunciaron los trabajadores y se divulgó en videos transmitidos por redes sociales.

En ese sentido, el mandatario aseguró que tiene información de que a los trabajadores “se les está pagando lo justo y tienen otras prestaciones”.

Asimismo, reiteró su postura de que los conflictos fueron derivados por una disputa entre los sindicatos que buscan conseguir la titularidad de los contratos.

Mostró su esperanza de que lo ocurrido el miércoles sea un “caso aislado” y por ello pidió a los dirigentes y trabajadores que “no se dejen manipular” ni utilizar e incluso puntualizó que si necesitan un dirigente que les ayude él mismo está “a las órdenes de ellos”.

Al final de la conferencia matutina, el presidente remarcó que la refinería de Dos Bocas se inaugurará el 2 de julio de 2022 y anunció que se llamará Olmeca, como “homenaje a la cultura madre”.

Con información de EFE

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios