Descarta Sánchez Cordero ir en contra del “decretazo” de AMLO

Olga Sánchez Cordero, presidenta del Senado de la República, no admitió la solicitud que 53 senadores de Oposición le formularon con el objetivo de promover una controversia constitucional contra el polémico “decretazo” con el que el presidente López Obrador cerró al escrutinio público todos los contratos de obra pública en aras de salvaguardar la seguridad nacional.

Lo anterior fue dado a conocer en una nota que Reforma publicó en su portal web, donde además se detalla que la presidenta de la Mesa Directiva informó la noche de este martes (7) que la opinión jurídica que había solicitado consideró improcedente la solicitud.

La exministra explicó en Twitter que, conforme a los criterios adoptados por la Suprema Corte, el Senado “carece de interés para promover una controversia constitucional contra el acuerdo del presidente @lopezobrador, como lo solicitaron diversos senadores y senadoras.

“En respuesta, desde la perspectiva técnica, la presentación de una controversia es improcedente, pues, en mi opinión, es inexistente el principio de agravio respecto del Senado. Lo anterior, no implica que el acuerdo no pueda ser sujeto de revisión judicial”.

La nota de Reforma añade que, en opinión de la senadora, otros organismos constitucionales, entidades, poderes u órganos, bajo la perspectiva de interés legítimo y la existencia de un principio de afectación, podrían encontrar motivos para interponer una controversia constitucional.

“La presidencia del Senado mexicano representa la unidad. Y ésta implica escuchar todas las voces, como siempre lo he hecho, pero también respetar los procesos legales y tomar decisiones con sustento jurídico y no político por el bien de esta máxima tribuna de los mexicanos”.

Petición de los legisladores de oposición

Reforma precisa que el 25 de noviembre pasado, 53 legisladores de oposición reclamaron la firma de Sánchez Cordero para promover una controversia constitucional contra el “decretazo”; sin embargo, ésta se excusó tras explicar que tenía duda y debía solicitar previamente una opinión jurídica.

“Quiero ser muy transparente, necesito una opinión jurídica. Tengo mis serias dudas y quisiera argumentos sobre el interés y legitimación del Senado para promover la controversia. Y no tengo respuesta sobre la legitimación del Senado”, aclaró.

Los senadores advirtieron que el “decretazo” con el que el Poder Ejecutivo pretende apurar las obras de infraestructura pública, alegando cuestiones de seguridad nacional en perjuicio de la transparencia, pretende establecer un régimen de excepción.

 

Con información de Reforma

Print Friendly, PDF & Email