Descubren el eslabón perdido de los dinosaurios voladores

Científicos habrían resuelto uno de los misterios más antiguos de la paleontología, el origen de los reptiles voladores llamados pterosaurios, que controlaban los cielos cuando los dinosaurios dominaban la tierra.

Los investigadores dijeron este miércoles que un grupo de reptiles poco conocido del Periodo Triásico llamado lagerpétidos, de los que existen unos pocos esqueletos parciales en Estados Unidos, Argentina, Brasil y Madagascar, parecen ser los precursores del pterosaurio.

“El origen de los pterosaurios ha sido uno de los temas más enigmáticos de la paleontología desde el primer descubrimiento de los pterosaurios a fines del siglo XVIII”, dijo el paleontólogo Martín Ezcurra del Museo Argentino de Ciencias Naturales en Buenos Aires, autor principal del estudio publicado en la revista Nature.

“Pájaros” tempranos

Los pterosaurios más antiguos conocidos aparecen en el registro fósil hace unos 220 millones de años, con anatomías completamente desarrolladas para el vuelo, incluidas alas formadas por una membrana que se extiende desde los tobillos hasta un cuarto dedo excepcionalmente alargado.

Al estudiar fósiles previamente descubiertos y recién desenterrados utilizando tecnología de escaneo sofisticada y modelos tridimensionales, los investigadores identificaron al menos 33 rasgos esqueléticos que sugieren un vínculo evolutivo entre lagerpétidos y pterosaurios.

Estos incluyeron la forma del oído interno, la caja del cerebro y los dientes, así como similitudes en los huesos de la mano, la pierna, el tobillo y la pelvis.

“Demostramos que los lagerpétidos son los parientes más cercanos conocidos de los pterosaurios y cierran la brecha anatómica entre los pterosaurios y otros reptiles”, agregó Ezcurra.

Los lagerpétidos también parecen estar estrechamente relacionados con los dinosaurios, dijeron los investigadores.

El dinosaurio más antiguo conocido data de hace unos 233 millones de años. Los pterosaurios desaparecieron hace 66 millones de años, tras la colisión del asteroide que también condenó a los dinosaurios.

Si bien comenzaron relativamente pequeños, los pterosaurios finalmente alcanzaron enormes dimensiones, con una envergadura de alas que alcanzó los 10.7 metros.

“Hemos estado estudiando cómo las aves transformaron sus cuerpos para volar durante los últimos 50 años y la mayor parte de esto fue impulsado por extraordinarios fósiles de dinosaurios y pájaros tempranos”, dijo el paleontólogo de Virginia Tech y coautor del estudio, Sterling Nesbitt.

“Los pterosaurios aún no han experimentado este renacimiento del conocimiento porque no teníamos los fósiles”.

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas
Sin Comentarios

Deje su Comentarios