Colima

Despiden a 229 trabajadores basificados por Nacho

El subsecretario de Administración, Víctor Manuel Torrero Enríquez, dio a conocer en rueda de prensa que fueron dados de baja 229 trabajadores basificados en los últimos meses de la administración estatal de Ignacio Peralta Sánchez.

Aseguró que los trabajadores que estuvieron en este esquema de basificación, “en su gran mayoría eran allegadas al Gobierno anterior, me refiero a situaciones incluso hasta de complicidades, de actos contrarios a lo que es el ejercicio del servicio público y en ese sentido no podíamos nosotros dejar pasar por alto esta situación.

Expuso que, en el mes de julio, “el Gobierno anterior tomó una decisión simplemente inexplicable y que fue haber basificado a 229 trabajadores. Para empezar, esta decisión presupuestalmente no tenía ningún soporte, ni sustento, de ahí empezamos mal”.

Sostuvo que el proceso a partir del cual se otorgaron dichas basificaciones, “estuvo plagado de vicios e irregularidades a partir de las cuales se otorgaron plazas de base a personas que no reunían condiciones, ni los requisitos”.

Manuel Torrero destacó el contexto de la decisión de la basificación y expuso que fue el resultado de múltiples actos indebidos, incorrectos, de pagos que nunca debieron haber realizado, de un endeudamiento desequilibrado, sistemático y en ascenso, que los llevó a generar una crisis de la cual las y los trabajadores fueron los principales afectados”.

Y añadió: “es muy importante tenerlo presente, porque como sabemos el Gobierno anterior generó una situación financiera que se enmarcó en el desorden, en diversas acciones ilegales que se cometieron y que derivó en una catástrofe económica y financiera que representó que el Gobierno entrara en una situación de impago desde la segunda quincena del mes de junio”.

El subsecretario de Administración refirió que en la lista de estos 229 trabajadores se encontraban algunos que no contaban ni con un año de antigüedad y detalló: “tenemos cinco personas en esta situación; nueve que apenas tenían un año, otras trece con dos años, había 18 con tres años apenas, 20 con cuatro años de antigüedad y 28 personas con cinco años”.

A cambio, indicó, “había un gran espectro de trabajadoras y de trabajadores, que pudieron haber tenido más merecimientos, con una antigüedad mucho mayor y que simplemente no se les tomó en cuenta”.

Teorizó que esos trabajadores con más merecimientos no entraron “en buena medida porque no formaban parte de ese grupo allegado a ese espectro del poder que anteriormente gobernó” pues la basificada “era gente que más bien tenía una relación de parentescos, había ‘amiguismo’, ‘compadrazgo’ y diversas situaciones que no eran las que se deben de tomar en cuenta para otorgar una base. Esto es de manera general lo que identificamos”.

En la misma rueda de prensa, efectuada en el Salón Gobernadores del Palacio de Gobierno, el consejero jurídico del Poder Ejecutivo del Estado, Roberto Rubio Torres, aclaró que no se trata de una “cacería de brujas”, sino “temas que de manera ordinaria la propia Ley General de Responsabilidades de los Servidores Públicos nos obliga a cumplir con honestidad, con eficacia y eficiencia”.

Botón volver arriba