Mundo

Destina UE otros 30 millones de euros en ayuda humanitaria para Pakistán

La Unión Europea (UE) anunció este martes unos 30 millones de euros en ayuda humanitaria para los damnificados en las inundaciones de Pakistán, lo que eleva a 123 millones de euros la ayuda total comprometida por el organismo comunitario para hacer frente a la emergencia.

Los fondos de asistencia fueron anunciados por el comisario de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic, en una reunión en Islamabad con el primer ministro de Pakistán, Shehbaz Sharif, según un comunicado de la misión de la UE.

“Con estos nuevos fondos, la UE reafirma su continuo apoyo a Pakistán y a los más vulnerables para atender sus necesidades básicas”, dijo el comisario de la UE el un comunicado emitido después de la reunión.

El comisario de la UE se encuentra de visita en Pakistán para expresar su solidaridad y constatar sobre el terreno los efectos y la destrucción causada por las inundaciones en el país, así como la entrega de asistencia.

La Unión Europea y sus estados miembros han comprometido ya 93 millones de euros para asistir a Pakistán a lidiar con la emergencia provocada por las peores inundaciones de su historia, según la UE.

Además, las agencias europeas de protección civil han proporcionado donaciones de tiendas de campaña, mantas, equipos médicos, así como el envío de expertos y técnicos.

Lenarcic quiso además aprovechar la visita para expresar la “profunda solidaridad de la UE con millones de personas que están sufriendo los efectos devastadores de una emergencia por inundaciones sin precedentes”, publicó hoy el comisario en Twitter.

Los fondos servirán para aliviar las necesidades más urgentes, como alojamiento básico, agua potable y saneamiento, alimentación y nutrición, así como servicios médicos y la ayuda a las poblaciones más vulnerables, indicó la UE.

Un total de 1,696 personas, incluidos 630 niños, murieron y más de 12,867 personas resultaron heridas desde mediados de junio en estas inundaciones sin precedentes, que han afectado a unos 33 millones de personas. Además 1.3 millones de viviendas resultaron dañadas y más de 700 mil quedaron destruidas, según datos oficiales.

Entre los afectados, 7.9 millones de personas se encuentran desplazadas de sus hogares y casi 600 mil viven en campamentos temporales, de acuerdo con la ONU.

Pese a que el nivel de agua ha estado cediendo en las últimas semanas, en zonas muy afectadas como la provincia de Sindh sufre graves brotes de enfermedades relacionadas con el agua estancada, como la malaria, el cólera, la alergia cutánea y el dengue.

Un total de 345 personas han muerto a causa de estas enfermedades, mientras que más de 3.5 millones han sido tratados en las zonas de emergencia, según las autoridades sanitarias de Sindh.

El país ha evaluado los daños en 30 mil millones de dólares, y se enfrenta a una crisis de seguridad alimentaria sin precedentes. La ONU ha solicitado una recaudación de 816 millones de dólares, destinados sobre todo al apoyo de las víctimas.

Con información e imagen de EFE

Botón volver arriba