Diferencias de la realidad mixta y la realidad aumentada

Si bien todo el mundo está familiarizado con el funcionamiento de la realidad virtual -un casco cerrado que nos aísla del entorno y crea un mundo enteramente digital-, existen diferencias más sutiles en lo tocante a la Realidad Aumentada (AR) y la Realidad Mixta (RM). La primera consiste fundamentalmente en proyectar hologramas sobre la realidad física, sin que estos interactúen con el entorno. El típico ejemplo de esta tecnología serían las pantallas con información superpuestas que el usuario ve en un espacio físico, tal como hacen las GoogleGlass.

La realidad mixta, en cambio, combina la realidad virtual y aumentada para ampliar las posibilidades de interacción: permite introducir objetos virtuales en la realidad física (y a la inversa), así como manipularlos y que reaccionen como realidades físicas. Es decir, una silla representada en 3D desaparecería de la vista si se encuentra detrás de otro mueble. Si nos acercamos, podríamos levantarla y colocarla en otro lugar del salón. En última instancia, realidad virtual, aumentada y mixta irán confluyendo en dispositivos multifunción.

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios