Especiales

Dr. Dre y Snoop Dogg llevan el orgullo del rap al show del Super Bowl

El orgullo del rap en el corazón del Super Bowl. Esa fue la apuesta de Dr. Dre y Snoop Dogg para su show de la final de la NFL, en el que tuvieron como invitados a estrellas del hip-hop como Kendrick Lamar, Mary J. Blige, Eminem y la aparición sorpresa de 50 Cent.

El rap había tenido apariciones puntuales en el Super Bowl con mayor o menor protagonismo. Pero esta fue la primera vez en la que el rap dominó de principio a fin este espectáculo musical del intermedio del Super Bowl, que se ha convertido en un acontecimiento mundial en sí mismo.

La elección del rap, una de las grandes expresiones culturales de la población negra en Estados Unidos, ya había resultado muy significativa de antemano puesto que la NFL ha afrontado acusaciones de racismo muy graves en los últimos años con casos tan mediáticos como los de Colin Kaepernick o Brian Flores.

De ahí que hubiera mucha expectación por ver cómo aterrizaba el rap en el Super Bowl con dos leyendas negras del rap de la costa oeste: Dr. Dre y Snoop Dog.

Con el suelo convertido en el mapa su natal Compton (una emblemática ciudad para el rap del condado de Los Ángeles), Dr. Dre dio el pistoletazo de salida al concierto con el clásico The Next Episode junto a Snoop Dogg.

Más sobrio y menos espectacular que en otras ocasiones, el escenario de este Super Bowl recreaba una calle con diferentes tiendas y locales, cada uno con una escena individual como si se tratara de las viñetas de un cómic.

“¡Costa oeste, haced ruido!”, gritó Snoop Dogg cantando desde la azotea de ese barrio figurado junto a Dr. Dre. Juntos también abordaron California Love, himno de Tupac Shakur, antes de que apareciera boca abajo y de la nada la gran sorpresa de la noche: 50 Cent.

De la mano de una puesta en escena centrada en los rojos y negros y un mayor protagonismo de la coreografía, 50 Cent cantó In da Club antes de cederle el testigo a Mary J. Blige. La artista, que fue la única presencia femenina del show, cambió la estética del concierto con un vestuario de color plateado y remates brillantes para ofrecer Family Affair y No More Drama.

Aunque de diferentes generaciones, Kendrick Lamar también es un hijo muy orgulloso de Compton como Dr. Dre. Con una ropa en la que se leía “Dre Day”, Kendrick Lamar ofreció tal vez el segmento más cuidado e impactante del espectáculo con una interpretación de Alright impulsada por una fabulosa coreografía de estilo militar y que resultó muy vistosa desde la cámara cenital.

Una explosión que destrozó parte del escenario fue el preludio del aterrizaje de Eminem, que abordó Lose Yourself, junto a una banda liderada por Anderson .Paak, ya con la fiesta encarando su recta final.

Y para el desenlace regresaron Dr. Dre y Snoop Dogg, que cerraron el show con Still D.R.E. y con todos sus invitados acompañándolos en una imagen con algo de nostalgia pero que resume tanto el legado del rap como una parte importante de su presente.

El Super Bowl de 2022 se está celebrando en el SoFi Stadium de Los Ángeles, una cita en la meca de Hollywood que ha contribuido a que se haya visto a numerosas estrellas del mundo del espectáculo y de los deportes en las gradas.

Así, entre los invitados estelares de la final de la NFL figuraron LeBron James, Jennifer López, Ben Affleck o Alex Morgan.

Con información de EFE

Botón volver arriba