Opinión

EDITORIAL: 42 años

El Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad de Colima (SUTUC) se mantiene como uno de los pilares sobre los que se apoya la Máxima Casa de Estudios de la entidad para, día con día, cumplir con sus funciones sustantivas, todas orientadas a la formación integral de profesionistas que respondan a los grandes retos futuros y actuales que enfrenta el estado o el país.

Es muy justo asegurar que, a lo largo de esa historia de 42 años, el Sindicato universitario se ha mantenido congruente a sus principios fundacionales de lograr la conciliación laboral, ser un interlocutor válido entre la autoridad universitaria y la clase trabajadora, y mantener la defensa de los derechos de los y las compañeras. Esa es su razón ser.

El SUTUC, a diferencia de lo que acontece en otras latitudes, ha sido una pieza fundamental para la estabilidad de nuestra Universidad. Anteponiendo el interés colectivo, el legítimo de las y los trabajadores, nuestra organización gremial no se ha dejado obnubilar por aventuras audaces que solamente frenarían el buen hacer y quehacer de la Universidad de Colima.

Esa conjunción de compromisos entre UdeC y SUTUC augura que la Casa de Estudios y uno de sus sectores, mantendrán una responsable, sana y fructífera relación. Hay un respaldo y confianza institucional que asegura un cabal funcionamiento de nuestra Universidad de Colima.

Por ello y al cumplir 42 años de su fundación, es un buen momento para reconocer la gran importancia de ese pilar universitario tiene en la estabilidad y en el buen desempeño de la institución, sobre todo en épocas complejas como las que enfrentamos en Colima, México y el Mundo.

¡Muchas felicidades al SUTUC!

Botón volver arriba