Opinión

EDITORIAL: Cuestión de derechos humanos

No es posible concebir una sociedad, cualquiera y en cualquier parte del Mundo, sin igualdad entre hombres y mujeres. Sin ese principio básico nadie se estaría refiriendo a una sociedad plenamente democrática, con garantías de respeto a los derechos humanos.

Por ello, cualquier esfuerzo orientado a empoderar e impulsar a las mujeres, que en las estadísticas son ya más del 50% de la población mundial, es destacable y merece reconocimiento y proyección. Nuestra Universidad de Colima es una férrea promotora del crecimiento personal, cultural, social e intelectual de las mujeres; es una convencida de la necesidad de revertir las desigualdades que mantienen sometidas, de varias formas, a niñas, adolescentes y mujeres.

En ese marco destacamos, por ejemplo, el más reciente convenio firmado entre la Máxima Casa de Estudios y el Gobierno del estado. El objetivo es aprovechar las fortalezas académicas, profesionales y técnicas de quienes integramos la comunidad universitaria para generar y aplicar una agenda de acciones, programas, proyectos y actividades en materia de género, además de derechos humanos y empoderamiento de las mujeres, adolescentes y niñas, beneficiando así a las estudiantes de cualquier nivel y, por extensión, a la sociedad en general.

Gracias al convenio entre la UdeC y el Gobierno estatal se podrá capacitar en atención del aborto seguro, dictaminar exámenes psicológicos y médicos, organizar foros y mesas de trabajo y sensibilizar sobre las sexualidades en escuelas y población vulnerable, así como diseñar talleres, diplomados y certificaciones en materia de igualdad de género.

Y es que como lo enfatizó nuestro Rector Christian Jorge Torres Ortiz Zermeño en la firma del convenio con la gobernadora Indira Vizcaíno, como institución pública, la Universidad de Colima tiene la obligación de contribuir a la generación de entornos inclusivos y libres de discriminación.

Por ello, en la Universidad de Colima reiteramos la responsabilidad de impulsar la transferencia de conocimientos, así como el intercambio de información, buenas prácticas y la organización de eventos que apoyen el crecimiento personal, cultural, social e intelectual de las mujeres.

Print Friendly, PDF & Email
Mira también
Cerrar
Botón volver arriba