Opinión

EDITORIAL: Dos aspectos

Ómicron se multiplica por todo el Mundo. Europa y Estados Unidos, junto con Asia, de acuerdo a los informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), están siendo las regiones donde los índices de contagios se aceleran. Afortunadamente, han resaltado los especialistas, esa variante del virus SARS-CoV-2 no es tan letal, aunque está provocando que los sistemas sanitarios tiendan a saturarse.

La misma OMS ha advertido que la ola de Ómicron parece que no tendrá una rápida conclusión. De hecho, Hans Kluge, director de ese organismo para Europa, con base en datos del Instituto para la Evaluación y las Métricas de Salud (IHME, por sus siglas en inglés), calcula en las próximas 6 u 8 semanas, la mitad de la población europea se contagiará con esa variante.

En Asia, los números de positivos causados por Ómicron van en ascenso a pesar de las estrictas cuarentenas que imponen países como China, Japón y Hong Kong. Y aunque no hay una ralentización del avance de esta nueva etapa de la pandemia, el ritmo preocupa ante un posible colapso de los sistemas sanitarios.

De hecho, la OMS ha advertido que, desde el inicio de la pandemia, hace ya más de 2 años, nunca el virus había mostrado la actual capacidad y velocidad para contagiar que con su variante Ómicron. La propia Organización explicaba que la semana pasada, del lunes 3 al domingo 9 de enero, a nivel mundial, al menos 7 millones de personas se contagiaron, la gran mayoría de ellas gracias a Ómicron.

Sin embargo, también los expertos de la OMS resaltan dos aspectos positivos de la actual situación: más de la mitad de las personas que se infectan son asintomáticas y las altas tasas de vacunación y las mutaciones están provocando mucha menor letalidad y porcentaje de hospitalización que en olas precedentes.

Es por ello que Hans Kluge ha pedido a los gobiernos del Mundo que, ante el avance controlable o incontrolable de Ómicron, su prioridad sea proteger a las personas más vulnerables y masificar la aplicación de las dosis de refuerzo de las vacunas contra el Covid-19.

Print Friendly, PDF & Email
Mira también
Cerrar
Botón volver arriba