El Comentario - Universidad de Colima

EDITORIAL: El refuerzo

Con la jornada de ayer arrancaron los tres días de la campaña para la aplicación de la dosis de refuerzo de la vacuna contra el coronavirus Covid-19, producida por la farmacéutica AstraZeneca, para el personal del sector educativo de Colima que durante el pasado mes de mayo recibió el esquema del antígeno CanSino.

Con ello, las autoridades sanitarias federales y estatales amplían el nivel de protección con el que nuestro sector debe contar para poder seguir cumpliendo con sus funciones, especialmente porque la educación, en todos sus niveles, es ya una actividad esencial independientemente del color que prevalezca en el Semáforo de Riesgo Epidemiológico.

Aunque el arranque no fue el esperado y programado, especialmente por el retraso en la llegada de las dosis y por el reducido número de centros de aplicación, es necesario destacar que el sector educativo, la comunidad de la Universidad de Colima incluida, respondió a la convocatoria consciente de la importancia, empatía y solidaridad con su entorno. Sus alumnos, familia, amigos, compañeros de trabajo o cercanos, se los agradecerán.

En ese punto es necesario subrayar que las y los trabajadores de la educación están en libertad de vacunarse o no, pero las autoridades educativas y de salud apelan a tener muy en cuenta el beneficio de aplicarse el refuerzo para contar con mayor protección. En el caso de nuestra Universidad de Colima, el siguiente semestre todas las actividades serán presenciales.

Cabe recordar que, de acuerdo con los registros científicos y sanitarios, la vacuna AstraZeneca se puede combinar con el biológico CanSino. Como en la aplicación de la primera dosis, en caso de tener tos, gripe o fiebre, no se podrá recibir la vacuna. Además, no hay contraindicación para recibir de manera cercana vacunación contra el Covid-19 y contra la influenza.

Demostrado está que el principal beneficio de las vacunas contra el Covid-19 radica en su capacidad de prevenir casos graves de la enfermedad, como la hospitalización y la muerte. En el caso de la dosis de refuerzo, su función es “incrementar la protección” preparando al sistema inmunitario para actuar si se enfrenta al coronavirus. Nuestra protección está asegurada.

Print Friendly, PDF & Email