Opinión

EDITORIAL: Fuentes externas

La generación de conocimiento científico e innovación tecnológica es una de las tareas sustantivas que debe cumplir cualquier institución de educación superior. En nuestra Universidad, trabajar en ese sentido es más que una obligación: es un compromiso responsable que implica pasión por parte de nuestros científicos, docentes y estudiantes.

Es natural, porque está demostrado históricamente, en diferentes contextos y latitudes, que el valor económico y social del conocimiento, transformado en tecnología exportable de última generación, es administrado para lograr un dinamismo económico que permita bienestar social.

Hay países de primer Mundo que basan sus capacidades económicas y bienestar social en la educación superior de calidad y, por extensión, en sus capacidades científicas y tecnológicas. Esos gobiernos (Corea del Sur es el mejor ejemplo), se han convencido de que, solo invirtiendo en ciencia y tecnología, a través de las universidades, se mantendrán en las vías del desarrollo. En sus presupuestos, los recursos destinados a la generación del conocimiento alcanzan dos dígitos del PIB.

En México, sin embargo, financiar proyectos científicos está sujeto al vaivén presupuestal y por ello las universidades públicas experimentan, cada vez más, reducciones que tienen que solventar a golpe de buena gestión y hasta imaginación. Obtener los recursos no es un proceso fácil. Implica, muchas veces, la habilidad y capacidad de la institución y del propio científico. En ese sentido, el financiamiento externo, no público, está siendo la opción.

La Universidad de Colima ha observado año con año que la bolsa pública de financiamiento se reduce, pero aumentan los proyectos y su calidad. Por ellos es destacable el esfuerzo que realizan nuestras autoridades constantemente para buscar esas fuentes externas que aseguren el trabajo de científicos, docentes y estudiantes. Es nuestro compromiso y seguiremos empeñados en cumplirlo.

Print Friendly, PDF & Email
Mira también
Cerrar
Botón volver arriba