Opinión

EDITORIAL: La historia, nuestra historia

Tenemos la sana costumbre en El Comentario de celebrar año con año que un 20 de junio salimos por primera vez a la calle, a poner nuestro trabajo a consideración de los lectores, siempre nuestro último fin y principal motivación para asistir día a día a Gildardo Gómez 66, a ese viejo edificio que generosamente sigue albergándonos para poder cumplir con nuestra labor.

Todas y todos nosotros, de verdad, somos muy privilegiados porque seguimos en el centro de la capital, decididamente histórico, rodeados de calles centenarias que retienen la esencia del viejo Colima. Desde nuestra planta, cualquiera que quiera venir a visitarnos, puede apreciar la fachada trasera del histórico Teatro Hidalgo, las dos torres y la cúpula de la Basílica menor, y palmeras, muchas palmeras adornadas con frondosos árboles.

Estamos a la vuelta del Archivo Histórico del Municipio de Colima, donde se resguardan valiosos documentos que atestiguan que nuestra Villa de San Sebastián fue uno de los primeros asentamientos que se fundaron en la incipiente Nueva España. A tiro de piedra queda la Sociedad Cooperativa de Salineros, el Ayuntamiento de Colima y la sede de la Muy Respetable Gran Logia Sur Oeste del Estado de Colima.

Atrás de nosotros, muy pegado a nuestras paredes, fluye el legendario río Colima adornado con dos puentes añejos, coloniales.

Estamos enclavados entre todos esos pilares perennes que son indudables testigos del paso de la historia por la ciudad.

De ello presumimos, porque en El Comentario, apenas en los últimos 48 años hemos venido contando la historia no solo de la capital colimense, sino del estado y la región siempre desde la perspectiva sabia, de los principios y valores de la Universidad de Colima, nuestra Alma Mater. Somos parte de la historia y de su historia que se refleja en nuestras páginas.

Un periódico diario, impreso o digital, es un colaborador excepcional de la historia porque presenciamos los hechos, los tratamos para darles la forma de información periodística y nos encargamos de difundirlos por varias plataformas. Sabemos lo que pasa y nuestra labor se centra en transmitirla. Estamos muy orgullosos de ello.

Así es como siempre, año con año, celebramos el fin del ciclo compuesto por 365 días. Ahora abrimos uno nuevo, convencidos de que sea cual sea la plataforma o la versión, nuestro cabezal honrará a todos aquellos y aquellas que han pasado por Gildardo Gómez 66 aportando esfuerzo, dedicación, trabajo y amor. Ellos y ellas dedicaron mucho a las noticias, cualquiera que fuera su naturaleza; tenían clara su misión.

Por eso ahora, cumpliendo 48 años, quienes hemos heredado esa tarea nos sentimos muy orgullosos de hacerlo porque, después de todo, trabajamos en un periódico.

Print Friendly, PDF & Email
Mira también
Cerrar
Botón volver arriba