Opinión

EDITORIAL: Las y los embajadores

Padres de familia, tutores y 99 estudiantes de la Universidad de Colima recibieron información para acelerar su proceso de movilidad nacional e internacional a 42 instituciones de países como Alemania, Canadá, Chile, Perú, Colombia, Corea del Sur, España, Francia, Italia, Japón, Tailandia y México.

La apertura de ese proceso de intercambio académico nacional o internacional, también es una muestra de que, paulatinamente, nuestra Alma Mater completa su reactivación de sus actividades presenciales tras la obligada pausa impuesta por la pandemia de Covid-19.

En la reunión, que fue organizada por la Dirección General de Relaciones Internacionales y Cooperación Académica de la Máxima Casa de Estudios de la entidad, nuestro Rector Christian Jorge Torres Ortiz Zermeño, pidió que confiaran en la institución, la cual acumula una gran experiencia en materia de movilidad e intercambio académico. Por ello, los y las participantes recibieron información de primera mano sobre cómo realizar trámites de manera correcta, procesos de aprendizaje intercultural y los aspectos económicos que implica el estudiar en otra Ciudad de México y o del Mundo.

Por todo lo que implica, los tutores, padres y madres de familia conocieron que la movilidad nacional e internacional es una gran oportunidad y responsabilidad porque permite a las y los alumnos que, una parte de su plan de estudios, puedan obtener experiencia académica fuera de sus lugares de origen con todo lo que ello implican. De ello destaca que la adquisición de competencias.

Esos alumnos y alumnas, además de ser un ejemplo por su decisión entre nuestra comunidad estudiantil, estarán representando a nuestra Universidad de Colima; serán nuestros y nuestras embajadoras.

El Rector les aseguró a nuestros estudiantes viajeros que su Universidad les tiene mucha confianza y credibilidad en que lograrán cumplir con sus metas académicas y personales en otras latitudes.

Esas estancias en realidad son una inversión a futuro porque permite a las y los jóvenes, crecer personalmente, madurar como seres humanos, tener conciencia del Mundo que les rodea y formarse criterio y opinión sobre su país. Es una experiencia de vida que afianza vocaciones.

Print Friendly, PDF & Email
Mira también
Cerrar
Botón volver arriba