EDITORIAL: Los récords

De acuerdo con la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP), la cifra de inmigrantes indocumentados detenidos en la frontera mexicana-estadounidense aumentó un 88% durante el ejercicio 2019 (octubre de 2018 a septiembre de 2019). En números reales, esa instancia federal del vecino país interceptó a más de 900 mil personas sin documentos migratorios, lo que significa un verdadero colapso para cualquier sistema migratorio del mundo.

Los datos de la CBP dados a conocer ayer por su director, Mark Morgan, apuntan a que esa cifra de detenciones en la frontera es la más alta de los últimos doce años y se debe a que, durante los meses de marzo, abril y mayo, miles y miles de ciudadanos centroamericanos lograron cruzar México y apostarse en áreas fronterizas a la espera de cruzar ilegalmente a Estados Unidos. Quienes lo lograron, calcula la CBP, son poco más de 150 mil personas.

En los últimos cuatro meses, sin embargo, la CBP detectó una disminución constante en el número de detenciones de migrantes en las zonas fronterizas, en parte, gracias al acuerdo firmado entre los gobiernos de su país y México, mediante el cual se implementó un operativo en nuestra frontera sur para evitar que solicitantes de asilo logren llegar a territorio estadounidense.

De hecho, México también ha registrado un récord en el número de migrantes centroamericanos deportados por tierra: 102,314 hondureños, guatemaltecos, salvadoreños y nicaragüenses, del 1 de enero al 31 de agosto de 2019.

Para reducir el flujo migratorio, el Gobierno de México estará destinando 90 millones de dólares anuales a ejercerse en un plan de desarrollo integral en Guatemala, El Salvador y Honduras. El objetivo es generar empleos tan bien remunerados y atractivos en la región, que por sí solos frenen las ansias de migrar hacia Estados Unidos.

A la par, México ha desplegado en la frontera sur a más de 26 mil efectivos de la Guardia Nacional, Ejército, policías municipales, estatales y federales, para contener a los indocumentados, pero a la vez combatir a las bandas de traficantes de personas. En la zona norte del país se han desplegado otros 15 mil elementos que detienen a los centroamericanos para que el Instituto Nacional de Migración los deporte.

Según la Secretaría de Relaciones Exteriores, gracias a esos dos operativos, hasta un 56% del flujo migratorio hacia el norte, se ha reducido.

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas
Sin Comentarios

Deje su Comentarios