Opinión

EDITORIAL: Nuestro espacio

La evolución de nuestra Alma Mater, la Universidad de Colima, no ha sido un proceso improvisado, carente de sentido o visión de futuro. Quienes han pasado por sus aulas, talleres o laboratorios, pueden dar cabal testimonio de que su infraestructura y el equipo que le acompaña, son parte del mejor escenario posible para que la transmisión de conocimientos o los procesos de enseñanza y aprendizaje se realicen en las condiciones más óptimas.

Vivimos bajo un entorno difícil, de retos, aunque también de oportunidades. Sin embargo, la voluntad, el trabajo y la gestión de los y las universitarias, o el respaldo del alumnado y de profesoras y profesores, permite adelantar que volveremos a salir adelante.

Colima cuenta con una de las mejores universidades del país, cuyos programas académicos, tanto de educación media superior y superior, así como en los posgrados, avanzan en la consolidación de su excelencia. Ese trayecto no ha estado alejado de retos y contratiempos, pero la disposición de la comunidad universitaria de respaldar siempre el trabajo de sus autoridades, ha permitido que cada uno de esos obstáculos haya sido superado. El diálogo y el entendimiento también han hecho lo propio.

Es en la unidad en torno al actual proyecto de nuestro Rector Christian Jorge Torres Ortiz Zermeño, bajo el espíritu de impartir una educación de calidad, pertinente, donde los universitarios demostramos que nuestra institución tiene un espacio privilegiado en el presente y futuro del desarrollo regional y nacional.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba