EDITORIAL: Nuestro protocolo

A través de un documento que consta de 22 páginas, la Universidad de Colima actualizó su “Protocolo para la Atención de la Violencia de Género”, cumpliendo así con el compromiso de adoptar todas las medidas necesarias para prevenir, atender, sancionar y erradicar toda conducta de violencia de género que se presente al interior de nuestra comunidad.

El documento fue presentado en un acto celebrado en la Facultad de Psicología ante alumnas y alumnos líderes en sus planteles, directivos universitarios y un grupo de especialistas en derechos humanos, género y diversidad sexual. Allí mismo, el Rector José Eduardo Hernández Nava nombró a las integrantes del nuevo Comité de Ética para la Atención de la Violencia de Género.

Y es que mediante ese protocolo, nuestra Universidad busca potencializar entre la comunidad universitaria (estudiantes, docentes y trabajadores), la cultura de la denuncia de casos de violencia de género, asegurando al máximo y en todo momento, la confidencialidad de las víctimas, y permitiendo que la persona afectada pueda también interponer un proceso ante las instancias de procuración de justicia del estado.

El “Protocolo para la Atención de la Violencia de Género en la Universidad de Colima” -documento vivo, sencillo y nada engorroso porque se busca atender rápido los casos-, establece dos rutas para denunciar. Una de ellas pide a las víctimas acercarse al director o directora del plantel o a la delegada o delegado del campus para dar a conocer la agresión. En caso de que la víctima no quiera ir con esos funcionarios, puede dejar su queja en el sitio http://quejaviolenciagenero.ucol.mx.

Todas las denuncias serán derivadas a la oficina del Abogado General de la UdeC para generar un acta y un expediente que se turnarán al Comité de Ética para la Atención de la Violencia de Género, el cual determinará si procede alguna sanción o recomendación.

Cabe señalar que como parte de las medidas que se derivan de la actualización del protocolo que es una versión ampliada del presentado en 2018, en la Universidad de Colima la falda será ya opcional como elemento del uniforme escolar, se trabajará en la construcción de senderos seguros en las inmediaciones de las instalaciones universitarias, se construirán protocolos de atención a grupos vulnerables y se revisarán planes y programas de estudio para incluir materias relativas a estudios de género.

Nuestra Alma Mater, así, reafirma su compromiso por atender los casos, darles solución y asegurar un acompañamiento para las víctimas, todo ello al amparo de nuestra política de puertas abiertas.

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas
Sin Comentarios

Deje su Comentarios