Editorial

EDITORIAL: Primer informe

En tiempo y forma, el Rector de la Universidad de Colima, Christian Jorge Torres Ortiz Zermeño, entregó a la Comisión de Glosa del Consejo Universitario su primer informe de labores al frente de la Máxima Casa de Estudios de la entidad, como parte del continuo ejercicio de rendición de cuentas y compromiso responsable con la transparencia.

En su mensaje, dirigido a la comunidad universitaria y a la sociedad en general, ante la presencia de destacadas personalidades de los tres niveles de Gobierno, el líder universitario resaltó dos aspectos fundamentales estrechamente relacionados con el actual momento que vive la entidad, el país y el Mundo: la atención de los problemas estructurales derivados de la pandemia de Covid-19 (la post-pandemia) y la necesidad de colocar al alumnado en el centro de una educación superior a consolidarse como pertinente y de calidad, que atienda las expectativas y necesidades de la sociedad, además de garantizar el derecho de la ciudadanía mexicana a la educación superior.

Consciente de la histórica etapa en la que le correspondió encabezar los esfuerzos, acciones y funciones de la Universidad de Colima, el Rector explicó que “las instituciones de educación superior, como generadoras de conocimiento, estamos llamadas a ser protagonistas en la atención de los problemas estructurales derivados de la pandemia por Covid-19 y, de manera simultánea, a contribuir al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible propuestos por la Organización de las Naciones Unidas”.

Según su visión, el Rector reiteró su convicción de que “tiempos extraordinarios requieren acciones extraordinarias”, y esa es la consigna bajo la cual estamos llamados los universitarios a trabajar desde el ámbito de nuestras importantes responsabilidades para mitigar los efectos negativos del Covid-19 y para asegurar que la crisis de salud no detenga las funciones sustantivas de la Universidad: la educación, la investigación y la extensión del conocimiento, ejes esenciales de su gestión, lo cual está perfectamente plasmado en la Agenda Rectoral 2021-2025.

Christian Torres Ortiz Zermeño recordó que para apoyar la recuperación de la sociedad colimense y preparar el regreso a la presencialidad en las aulas de todos los niveles de los sistemas educativos estatal y federal, la Universidad de Colima participó en las estrategias federales de salud para la vacunación contra el Covid-19 mediante brigadas de voluntarios universitarios, además de facilitar espacios físicos acondicionados, equipos especiales y ser sede de las jornadas de vacunación a los trabajadores del sector educativo.

Ante una de las mayores y más complicadas emergencias sanitarias que ha experimentado la humanidad, el Rector resaltó que la Universidad de Colima no suspendió actividades, “en buena medida, gracias a la conversión digital de muchos de nuestros procesos. Bajo esta modalidad atendimos un intenso programa de actualización y capacitación docente, el diseño de programas con mediación tecnológica, el acompañamiento en línea y la internacionalización. Asimismo, en apoyo a la comunidad, pusimos en operación los comités de salud y el Programa de Salud Mental”.

Gracias a esas decisivas acciones, nuestra institución permite que en el presente ciclo escolar, iniciáramos el retorno a la presencialidad en aulas, talleres y laboratorios, en las actividades artísticas y culturales, la práctica del deporte y los servicios universitarios, de manera segura, ordenada, gradual, escalonada y sistemática.

En todos esos procesos, la UdeC, bajo el liderazgo de Christian Torres Ortiz Zermeño, ha pugnado por lograr consolidar una educación superior pertinente y de calidad, donde las y los alumnos se encuentren en el centro, piezas claves del engranaje que permite que día con día, la institución atienda las expectativas y necesidades educativas de la sociedad, además de garantizar el derecho de la ciudadanía mexicana a la educación superior.

Con la perspectiva de 365 días difíciles, llenos de retos, y ante un 2022 de oportunidades, el líder universitario se dijo seguro de que, “en el cierre de este año coyuntural, en el análisis y las reflexiones para afrontar las crisis sanitaria y económica de la entidad, los resultados de la Universidad de Colima demuestran que es posible construir alternativas, para sostener procesos de crecimiento a pesar de las dificultades”.

Print Friendly, PDF & Email