El Comentario - Universidad de Colima

EDITORIAL: Que la sangre espere al paciente

La donación voluntaria de sangre sigue siendo una asignatura pendiente en nuestro país porque, y a pesar de los sorprendentes registros alcanzados en ese rubro en el año 2020, cuando el 8.5% de toda la sangre donada a nivel nacional correspondió a voluntarios, aún es muy baja para declarar que las reservas de los bancos de sangre son suficientes para atender la demanda.

Por ello, cualquier acción orientada a promover o incentivar la donación voluntaria de sangre o plasma, siempre implicará una respuesta solidaria a una necesidad que puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte.

Y es que ser un donante voluntario y altruista de sangre es un compromiso con la vida de otro ser humano, pero también es un compromiso con uno mismo, porque para ser un donante constante se deben cambiar hábitos y procurar el autocuidado de la salud.

Ese deber con el prójimo tendría que ser contagioso para lograr concientizar a todas las personas sobre la necesidad de disponer de sangre y sus derivados seguros para transfusiones. Nuestra meta como sociedad siempre debe ser que la sangre sea la que espere al paciente y no el paciente el que espere a la sangre.

Bajo esa estela y aspiración solidaria, nuestra Universidad de Colima pone ejemplo y arrima el brazo, literal en este caso: a través del Centro de Desarrollo de la Familia Universitaria (CEDEFU) y del Voluntariado se realizó con éxito la primera Jornada de Donación de Sangre denominada “En tus venas corre sangre universitaria”.

A esa convocatoria altruista y voluntaria se sumaron 70 miembros de nuestra comunidad, mayores de edad. Todo un ejemplo y orgullo porque ellos y ellas encarnan el espíritu universitario de servicio a la comunidad.

De esa manera, la UdeC se empeña en comenzar con una tradición que busca colaborar con el sector salud para lograr revertir esos bajos índices de donación voluntaria de sangre y asegurar que las reservas de los bancos de sangre en Colima sean las adecuadas.

Así, el llamado a donar hecho por la Universidad de Colima a través de “En tus venas corre sangre universitaria”, será permanente y seguramente se llevará a todos los campus en próximas jornadas. La respuesta de las y los universitarios siempre será la misma: solidaridad y empatía.

Print Friendly, PDF & Email