Opinión

EDITORIAL: Responsable y empático

No es muy arriesgado asegurar que el presente semestre 2022-2023 es el punto de inflexión tan esperado por las instituciones de educación superior para acentuar sus procesos académicos y administrativos que resultaron de la emergencia sanitaria por la pandemia de Covid-19 declarada, en el caso de Colima, en marzo de 2020. Es hora de probar nuestra capacidad de adaptarnos a las nuevas reglas de convivencia social.

Aunque con el mismo compromiso con la educación superior de calidad, más de 2 años después somos otra Universidad, somos otros docentes, otros estudiantes y otros trabajadores. Las dinámicas de nuestra institución también son otras, acordes a los momentos de cuidado sanitario implementados para reducir al mínimo los contagios de Covid-19. Las hemos pensado, diseñado e implementado para dar tranquilidad a nuestros y nuestras estudiantes y a los padres de familia.

En las instalaciones de la Universidad de Colima nos debemos y tenemos que cuidar todos y todas. Por eso, debe ser una rutina revisar, vigilar y estar conscientes de nuestro diario estado de salud; debemos optar siempre por evitar situaciones de riesgo de contagio de Covid-19, como las aglomeraciones o todo aquello que implique un contacto cercano.

El Protocolo de Seguridad Sanitaria de la Universidad de Colima es un instrumento muy valioso que nos permite seguir cuidándonos. Establece, por ejemplo, la obligatoriedad de los filtros de ingreso, la consideración de los espacios ventilados, el uso del cubrebocas en instalaciones cerradas o la constante aplicación de gel antibacterial y el lavado de manos. En caso de presentar síntomas, se pide que, de manera responsable y empática, la persona acuda al médico y se aísle siguiendo las instrucciones correspondientes.

El cuidarnos, protegernos y procurar que la salud sea una constante en la Universidad de Colima, es tarea de todos y todas. No es un reto, es una obligación personal y colectiva para lograr que, efectivamente, este semestre 2022-2023, con una Máxima Casa de Estudios de la entidad completamente abierta, sea ese punto de inflexión que durante 2 años hemos esperado para poder volver, casi y con toda normalidad, a nuestras actividades cotidianas.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba