El Comentario - Universidad de Colima

EDITORIAL: Vinculación saludable

Para sentar las bases de un apoyo mutuo, la Universidad de Colima, encabezada por nuestro Rector Christian Jorge Torres Ortiz Zermeño, firmó en Manzanillo 4 convenios de colaboración con la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX), la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (CANACINTRA), la Asociación de la Industria Electrónica y de Tecnologías de la Información del Estado de Colima (AIETIC) y la Asociación de Profesionistas en Comercio Exterior de Manzanillo (APROCEMMAC).

Esos convenios de colaboración, de entrada, vendrán a contribuir a la formación académica y profesional de nuestros alumnos que, a su vez, aplicarán sus conocimientos en beneficio de las asociaciones firmantes. Nuestra institución, de esa manera, comparte sus fortalezas, virtudes y conocimiento a disposición de la sociedad, específicamente del sector privada y público.

A lo largo de su historia, la UdeC le ha apostado siempre a la vinculación estratégica con los sectores productivos, gubernamentales y sociales de la entidad, para lograr enfrentar situaciones tan complejas como la actual. La vinculación, entonces, es la expresión natural para que academia y empresa logren sinergias importantes a favor de Colima.

La iniciativa privada no responde solo a la integración o participación de grupos empresariales de gran envergadura, sino al esfuerzo particular de cada una de las personas que forman parte de la sociedad, fuera del ámbito de los gobiernos y de los estados.

Y es que la iniciativa privada, cabe recordar, no responde solo a la integración o participación de grupos empresariales de gran envergadura que buscan un beneficio. Ese sector productivo está formado por el esfuerzo particular de cada una de personas que forman parte de la sociedad, pero que emprenden y arriesgan capitales, creando fuentes de trabajo, fuera del ámbito del Estado.

Por eso es tan importante que desde lo público se establezcan políticas orientadas a apoyar a ese importante motor económico de las entidades o del país. No dejarlos solos implica asegurar, primero, el mantenimiento de las fuentes de empleo y la creación de nuevos y, segundo, mantener la reactivación económica tan necesaria en la actual pandemia provocada por el coronavirus Covid-19.

Las instituciones de educación superior, como la Universidad de Colima, entonces, apuntalan con hechos, en este caso mediante la figura de convenios de colaboración, el fortalecimiento de la iniciativa privada proporcionándole capacitación, egresados formados en la excelencia académica o innovación tecnológica. En contraparte, la iniciativa privada procura a universidades espacios para que alumnos en formación comiencen a desarrollar sus capacidades y aplicar sus conocimientos.

Se mantiene, por extensión, una vinculación saludable.

Print Friendly, PDF & Email