Universitarias

Encienden luciérnagas para eliminar violencia contra las mujeres

A propósito del 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujeres, se realizó “Encendamos luciérnagas”, una intervención artística de Carmen Solorio, Nadia Mandujano y Denisse Montson, en las instalaciones del Centro Universitario de Gestión Ambiental, en Nogueras.

Encendamos luciérnagas”, dicen sus creadoras, es un monólogo que busca levantar la voz por las mujeres que han sufrido violencia y que, a través del amor propio y el respeto hacia otras personas, transforman redes de empatía y ayuda. Fue desarrollado a partir de poemas de artistas latinoamericanas como: Gioconda Belli, Guisela López, Dulce Chacón y un fragmento del poema Niña de la costa, de Clementina Nava.

Las actrices se acercaron al público para colocarles una corona a las mujeres como representación del cariño, amistad y solidaridad por lo que cada una vive en su vida. A los hombres se les entregó otra corona en las manos con la pregunta “¿a qué mujer coronarías y por qué?”.

Carmen Solorio, actriz, dramaturga y directora del Taller Experimental de Teatro Universitario (TETU), dijo que “inició por una invitación del Centro de Apoyo a la Mujer, de generar un texto por su aniversario número 30 y me puse a investigar poesía de diferentes autoras feministas; así es como encuentro los textos de Gioconda Belli y Clementina Nava”.

El texto, agrego, “lo desarrollé como una lectura dramatizada; estoy sola en escena; después, por el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, invité a 2 actrices amigas mías a trabajar en el proyecto, que se estrenó el año pasado en el Museo Universitario ‘Fernando del Paso’; en esa ocasión invite a Denisse y Nadia, mis alumnas del TETU”.

Sobre la participación de Denisse y Nadia en este ejercicio escénico, señaló que “ellas saben qué implica esto de ser mujer; son muy jóvenes, pero ya tienen la experiencia de lo que vivimos las mujeres en este camino de la vida y han sido muy interesantes las aportaciones que han hecho al trabajo en el proceso de ensayo”.

Denisse Montson dijo: “estamos muy agradecidas por el espacio para presentarnos; existen muchas emociones porque hay gente que conecta y se siente identificada con el texto, y sabemos que tocamos aquí adentro; me quedo con eso, con saber que dejamos una marca”.

Nadia Mandujano, por su parte, agradeció a Carmen Solorio por la invitación “y a las personas, sobre todo a las mujeres que vinieron a verla y a quienes les ha llegado”.

Blanca Liliana Díaz Vázquez, presidenta del Voluntariado Universitario, invitó al auditorio a reflexionar sobre esta presentación; “hay que poner nuestro granito de arena y quienes tenemos hijos tenemos la gran responsabilidad de educarlos desde la corta edad, inculcarles el respeto a todas las personas, pero sobre todo a las mujeres; te agradezco mucho, Carmen, cada vez que las veo me hacen llorar, y es lo importante, hacernos reflexionar y sobre todo actuar, salir de aquí y actuar con el ejemplo”.

Participó como asistente de dirección David Rodríguez, integrante del TETU.

El evento fue organizado por el Voluntariado de la UdeC en colaboración con la Dirección General de Difusión Cultural. Estuvieron presentes Blanca Liliana Díaz Vázquez, presidenta del Voluntariado; Carlos Ramírez, coordinador de Extensión; Gilda Callejas, directora general de Difusión Cultural; Adrián López, delegado de Villa de Álvarez; Mayra González, directora del Centro Universitario para la Igualdad y los Estudios de Género; Mónica González Torres, directora de la Unidad para la Atención Integral de la Discriminación y Violencia de Género en la UdeC; así como trabajadores de las dependencias responsables.

Botón volver arriba