México

Espera Citigroup iniciar proceso para vender Banamex en marzo

Citigroup espera iniciar el proceso de venta de sus unidades de banca de consumo y pequeñas y medianas empresas en México en el mes de marzo, indicó la directora general (CEO) de la compañía, Jane Fraser, en una conferencia con analistas para hablar sobre resultados financieros.

Según redacta la edición de hoy de Reforma, la salida del país no será una transacción sencilla y Citi ya comenzó a trazar la ruta al separar esos negocios de las ofertas institucionales que planea mantener, comentó este viernes (14) en la conferencia telefónica.

Fraser aseguró que las franquicias del banco estadounidense en México son “fantásticas, escalables y de alto rendimiento”, pero el objetivo estratégico de Citi es invertir en negocios que se hayan alineado completamente con sus fortalezas centrales.

“Son franquicias fantásticas, estupendas”, dijo en el conference call. “Esto es una joya para alguien. Simplemente no es para nosotros”.

Existe una clara oportunidad de hacer más por los clientes corporativos en México, agregó.

La decisión de retirarse de la banca minorista en el país se produjo luego de la determinación de Fraser de poner fin a operaciones similares en 13 mercados de Asia y Europa.

“Esta es la última gran decisión estructural que tomaremos, y ahora estamos enfocados en unir todo”, indicó la CEO, que asumió el cargo en marzo pasado.

Fraser afirmó que su firma espera que el país sea un importante receptor de flujos comerciales y de inversión global en los próximos años.

En conjunto, los negocios de los que Citigroup busca retirarse generaron 1,100 millones de dólares en utilidades netas el año pasado y mantenían alrededor de 20 mil millones en préstamos.

Reforma precisó que la salida debería liberar alrededor de 4 mil millones en capital común tangible asignado, indicó Citigroup este viernes al anunciar sus resultados del cuarto trimestre.

A nivel global, los ingresos por la gestión de productos de renta fija de Citigroup cayeron 20% en el cuarto trimestre de 2021 respecto al año anterior, peor de lo que estimaban los analistas, y descendieron 3% en el segmento de renta variable a pesar de las proyecciones de que aumentarían el mismo porcentaje.

Las sorpresas se produjeron mientras Fraser presentaba los cambios a la estructura del banco, dando a los inversionistas una visión más clara de las divisiones que manejan el dinero de los ricos y las empresas, donde la compañía pretende crecer.

Los ingresos de Citi crecieron 1% en el trimestre, justo por debajo de las expectativas de los analistas. Además, los costos aumentaron debido a cargos únicos por la liquidación de las operaciones minoristas en Corea del Sur y la salida de esos negocios en otros lugares de Asia. Los ingresos netos ascendieron a 3,170 millones, por debajo de las estimaciones de los analistas recopiladas por Bloomberg.

Los ingresos de la banca de consumo en Norteamérica cayeron 6% en el trimestre, afectados porque los clientes se endeudaron menos con tarjetas de la marca Citigroup.

Un punto positivo fue la banca de inversión, donde los ingresos aumentaron 43%, a 1,800 millones de dólares, con un incremento de más del doble en los ingresos por asesorías. Las fusiones y adquisiciones han estado en auge en Wall Street, ya que las empresas están reestructurando sus negocios en medio de la pandemia.

Fraser ha estado reduciendo las operaciones de consumo remotas y examinando la presencia del banco en los mercados de todo el mundo. Se está centrando en garantizar que sus negocios colaboren entre sí, por ejemplo, con las unidades de patrimonio, persuadiendo a los empresarios para que lleven sus cuentas corporativas al banco, o sus negocios a sus banqueros de inversión.

La idea es crear una empresa más ágil que pueda trazar un crecimiento constante.

Con información de Reforma

Print Friendly, PDF & Email
Botón volver arriba