Universitarias

Estudiarán segregación urbana y sus efectos en la población femenina

Con la participación de especialistas en trabajo social, economía, ingeniería civil y arquitectura, durante un año se estará realizando el proyecto: “Segregación urbana y sus efectos en la población femenina discapacitada y de la tercera edad”, que coordina la doctora Susana Aurelia Preciado Jiménez y que es una de los 10 propuestas científicas que apoyará la Universidad de Colima con la convocatoria Fortalecimiento de la investigación 2022.

Susana Aurelia Preciado, profesora-investigadora de la Facultad de Trabajo Social y directora general de Educación Superior, dijo en una entrevista que el objetivo de este proyecto es identificar el grado de inclusión que aporta el espacio físico que las mujeres discapacitadas y de la tercera edad habitan y así ubicar dentro del mismo cuáles son los servicios con los que cuentan y la disponibilidad de proyectos o programas de políticas sociales a los que pueden acceder.

Explicó que en el proyecto participan docentes de tiempo completo de Trabajo Social, Economía, Arquitectura e Ingeniería Civil, pues desde estos enfoques buscarán identificar las necesidades sociales de las personas propuestas en el estudio.

El grupo de trabajo lo integran Reyna Valladares Anguiano, profesora de la Facultad de Arquitectura; Priscila Saldaña Zepeda, de la Escuela de Mercadotecnia; Juan Carlos Tejeda, de la Facultad de Ingeniería Civil; y Hugo César Ponce, profesor de Bachillerato 16, así como tres alumnos de la Facultad de Arquitectura y Diseño.

Preciado Jiménez dijo que el proyecto permitirá conocer cómo este grupo de mujeres desarrolla su diario vivir a partir del espacio físico en que habita y si éste les permite participar en las actividades de su entorno. Analizarán si dicho espacio es o no generador de exclusión, “ya que una discapacidad y la edad limitan la convivencia de estas mujeres en el contexto geográfico donde se encuentran”, un contexto que incluye el estado que guardan las banquetas, así como la iluminación y la distancia a los servicios básicos.

Agregó que el proyecto quiere lograr un impacto positivo en la población y compartió que este grupo de académicos y académicas ha desarrollado ya varios estudios en los que buscan resolver un objetivo común mediante la contribución de las distintas disciplinas que dominan sus participantes.

En cuanto a la metodología, mencionó que es un trabajo de enfoque mixto que integra aspectos cualitativos y cuantitativos e incluye el análisis de bases de datos poblacionales para conocer las condiciones de vulnerabilidad de este grupo de mujeres, su georreferenciación, y que también harán visitas y entrevistas para obtener la información necesaria para elaborar un diagnóstico.

También dijo que una de las características del proyecto es que aborda uno de los ejes transversales de la actual administración rectoral, que es el de género, enriquecido con la visión de áreas como la arquitectura y la ingeniería, para favorecer a las usuarias de ciertas infraestructuras.

Asimismo, destacó como un gran acierto que la UdeC retome los apoyos a proyectos de corta duración o estudios de caso que puedan ser considerados como pioneros en ciertas líneas de investigación, para favorecer el trabajo en redes con otros investigadores del país.

Por último, adelantó que el proyecto que coordina aportará elementos a quienes toman decisiones en las instituciones de Gobierno y del sector privado, en cuanto a desarrollos inmobiliarios, al proveer información útil desde un enfoque multidisciplinario.

Botón volver arriba