Universitarias

Expaciente de Covid-19 cuenta experiencia con protocolo médico desarrollado en la UdeC

El expaciente de Covid-19, Martín Campos Morales, de 61 años, agradeció “la atención humana, profesional y ética” que tuvo del profesor-investigador de la Facultad de Medicina, doctor Iván Delgado Enciso y su equipo de estudiantes del posgrado en Ciencias Médicas, mediante el tratamiento experimental que recibió durante su enfermedad.

Maestro jubilado de la Sección 39 y sexta, Martín Campos relató que se contagió los primeros días del mes de octubre de 2020 y en cuatro o cinco días su salud se agravó, ya no pudo respirar bien, tuvo neumonía y necesitó oxígeno.

Muy enfermo, su familia contactó al doctor Iván Delgado, quien lo visitó de inmediato y le explicó que tenía un protocolo experimental, producto de investigaciones realizadas en la Universidad de Colima, con el que ya había tratado a otros pacientes con buenos resultados.

La investigación, que recibió el premio latinoamericano de ciencia e innovación de la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe (UDUAL) en el combate contra Covid-19 se llama: “Administración de Solución Salina Activada Neutra como inactivador viral e inmunomodulador para prevenir y tratar Covid-19: el cual reduce 90% el riesgo de enfermar, de hospitalización y de muerte cuando se adiciona a las medidas usuales”. Su propósito es acelerar la recuperación y evitar que pacientes con diagnóstico de Covid-19 leve, moderado o severo sean hospitalizados.

En este proyecto, además de la Facultad de Medicina, participó personal del Instituto Estatal de Cancerología de Colima y varios investigadores de la empresa Esteripharma, liderados por la doctora Brenda Astrid Paz Michel.

Para Martín Campos, el hecho de que le comunicaran los detalles de manera asertiva le dio la seguridad y confianza de aceptar esta nueva terapia: “así fue que iniciamos y en menos de dos horas ya estaban el doctor y su equipo en mi casa con el tratamiento, el cual consistía en nebulizaciones y una solución inyectada vía intravenosa, mañana y tarde durante varios días. Fue un tratamiento muy completo”.

Campos Morales agradeció a la ciencia, al investigador Iván Delgado, a su equipo médico y a Dios, porque después de esos días críticos, sobre todo del cuarto al séptimo, “todo fue para adelante y mejora día a día”. A la fecha, asegura que se encuentra restablecido, hace ejercicio todos los días (camina), reporta una oxigenación de 94 a 96 y lleva una vida sana y tranquila. Su única secuela es que no recuperó totalmente la capacidad pulmonar.

Enfatizó que en esta enfermedad la cuestión psicológica es importante y que el acompañamiento médico y familiar le dio mucha fortaleza; además, sus hijos y esposa no lo dejaron solo. Sobre el trato del médico, dijo que el universitario “es una persona humana que se pone en los zapatos de los pacientes; me decía: ‘cualquier cosa que sientas, llámame inmediatamente, y voy o te mando a los médicos’”, recordó.

“Es una experiencia de vida porque conocí a un profesional y a una persona que ahora considero un amigo. Reconozco ese trabajo, esfuerzo y proyecto”, dijo agradecido. También reconoció en la UdeC un referente nacional e internacional, y señaló que, si bien no todos tienen la oportunidad de sobresalir o destacar como Delgado Enciso, “quien pudo desarrollar su potencial, ojalá más jóvenes puedan hacerlo; después de todo es la función de una universidad, formar profesionistas con profesionalismo, ética y responsabilidad”.

Para concluir, comentó que el médico y académico Iván Delgado Enciso “cumple cabalmente el Juramento de Hipócrates”.

Botón volver arriba