Explican laberintos como género literario

La Facultad de Letras y Comunicación de la Universidad de Colima, el Centro de Actualización del Magisterio de Zacatecas (CAMZ) y la Universidad Autónoma de Zacatecas, dentro de su II Seminario Internacional de Literatura y Cultura Latinoamericanas, realizaron hace unos días la conferencia virtual “La poesía laberinto en la Nueva España. Tipologías y aproximaciones”, que dictaron David Castañeda y Carmen Fernández, miembros del CAMZ.

A manera de introducción, David Castañeda explicó los orígenes de estos laberintos: “Tal vez tengan su origen en las formaciones de las estrellas y la estructura del cosmos, y existe evidencia de ellos en todo el mundo, con distintos patrones y modelos, sobre todo circulares, cuadrados y triangulares, figuras geométricas de las cuales se derivan todas las demás”.

Además, destacó que las primeras ciudades en construir laberintos fueron Hawara y Creta y que se pueden encontrar en telas, mosaicos, catedrales, monedas y también en la literatura. Como ejemplo de esto último puso el cuadrado de SATOR y la definición de Juan Díaz Rengifo (1592), la cual define los laberintos en literatura como un cierto género de coplas que pueden leerse de muchas maneras y por cualquier parte; pueden tener formas de ave, árbol o cruz. Las coplas y las letras se adaptan a la figura.

Por su parte, Carmen Fernández habló de la tipología de los laberintos, ya que pueden ser naturales, artificiales y mixtos; geométricos e irregulares, causales, secundarios o intencionales; univiarios y pluriviarios y de esquema fijo, irregular, mixto, y demás.

Por último, expuso que algunos laberintos tienen diversas formas, recorridos y trayectos, y que pueden ser de distintos materiales, soportes y estilos. Así pues, enlistó los laberintos encontrados en la literatura, computación, videojuegos y en el cine.

Print Friendly, PDF & Email