Extiende Chivas su racha sin anotar; pierde con Santos

El Rebaño acumula poco más de 180 minutos sin gol, aunque en este cotejo tuvo siete bajas, mientras que los pupilos de Almada levantaron la cara tras la derrota ante Cruz Azul.

Fernando Gorriarán salió en su día. Madrugó a unas débiles Chivas en el amanecer del cotejo con un zapatazo dentro del área. Les repitió la dosis para el segundo tiempo y puso cifras definitivas en el marcador, 2-0 final.

A la buena actuación del centrocampista se le suma la magnífica actuación del arquero Acevedo, quien salvó a su equipo de tres jugadas clave.

Chivas titubeó el amanecer del cotejo. Santos, por su parte, salió revolucionado, con ganas de sorprender al rival, y lo logró. Fue con faltas como la visita intentó frenar el impulso del local. Tras un tiro libre, Fernando Gorriarán recibió un regalo divino. Encontró lo que un jugador siempre desea, un balón muerto en el área. La prendió de pierna derecha con rabia, como si la derrota ante Cruz Azul aún calara hondo en el plantel. Fue imposible para el meta Rodríguez hacer algo ante el fusilamiento santista. Ya perdía Chivas, que vivió un infierno en el primer cuarto de hora por el constante agobio de Santos.

Los pupilos de Almada desaprovecharon una opción clara de ampliar la ventaja. Primero fue Diego Valdés, quien no logró rematar bien de cabeza y el balón rebotó en el arquero de Chivas; en el rebote, Eduardo Aguirre rebanó su remate y perdonó al Rebaño.

La primera de peligro no podía ser obra de otro. José Juan Macías dejó dos rivales desparramados, probó de larga distancia y exigió al portero Acevedo, quien con la punta de los dedos desvió a tiro de esquina. Cuando la visita intentó despertar, Valdés apagó la luz, aunque el VAR intervino y el tanto del centrocampista no contó. Incluso, hasta la tarjeta amarilla se llevó por una plancha sobre Calderón. El club santista reprochó demasiado la decisión ante el síntoma de la injusticia.

En la parte complementaria, el guion no cambió. Los Laguneros fueron amos y señores de las acciones de peligro. El “Mudo” Aguirre anotó tras un rebote dentro del área, pero la bandera del juez de línea reprimió el grito de gol y marcó fuera de juego.

La intensidad de los Guerreros jamás bajó. Gorriarán lo hizo de nuevo y marcó el segundo tanto de la noche. En un contragolpe, agarraron mal parado a Chivas y Fernando definió como billarista. Dejó entrar el balón dentro del área y se apoyó en el poste derecho de Rodríguez para ampliar la ventaja. Chivas estaba en la lona.

Un poco de luz entre tanta oscuridad tuvo el Rebaño por la tarjeta roja que vio Félix Torres por doble amarilla. El central dejó desprotegido a su equipo en la zaga baja y revivió a unas Chivas que no cruzaban de medio campo con balón controlado.

Por los espacios en el fondo, el “Chichote” entró sólo al área y bajó de forma excelsa un servicio por aire, definió ante la salida de Acevedo, pero el arquero santista hizo una atajada de fotografía y mantuvo la ventaja. En la recta final, Macías falló un penalti que Acevedo atajó sin problemas. No hubo tiempo para más, ni con la expulsión ni con una pena máxima reaccionó Chivas, que se fue del TSM sin gol, mientras que los locales festejaron su primera victoria del torneo.

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas