Filmoteca de la UNAM muestra joyas fílmicas sobre la Revolución Mexicana

El estallido de la Revolución Mexicana el 20 de noviembre de 1910 cuyos antecedentes obedecen, entre otras cosas, a la falta de libertad política y de justicia social de parte del régimen oligárquico de Porfirio Díaz, quien se negaba a dejar el poder y a realizar elecciones libres y democráticas, será conmemorado por la Filmoteca de la UNAM.

Para ello organizó el ciclo La Revolución Mexicana a través del cine. 110° aniversario de la Revolución Mexicana, del 20 al 29 de noviembre, con la proyección de películas de ficción, documentales y animación, explica a Milenio, Hugo Villa Smythe, director general de actividades cinematográficas de la Universidad Nacional Autónoma de México. 

“Estamos conmemorando el 20 de noviembre, el inicio de la Revolución Mexicana, esa revolución extraña a la que convocó Francisco I. Madero con fecha y hora casi casi preestablecidas. Por lo que revisitamos el catálogo que tenemos en la propia Filmoteca de la UNAM para poder hacer una buena selección. Por supuesto que iniciaremos con la película Enamorada, de 1946, de Emilio El Indio Fernández, que podrá ser vista por única ocasión a través de nuestra plataforma”.

Esta joya del cine nacional, recuerda Villa, fue restaurada por UCLA Film & Television Archive y The Film Foundation’s World Cinema Project, en colaboración con Fundación Televisa y por la Filmoteca de la UNAM.

El cine de la época, como lo muestran diversos filmes, se inspiró en el levantamiento armado en contra de Porfirio Díaz, quien se había mantenido por más de 30 años en el poder. Dicha revuelta se registró tras la promulgación del Plan de San Luis, por Francisco I. Madero, el 5 de octubre de 1910, para derrocar al dictador, y establecer elecciones libres y democráticas.

Los cineastas rodaron sus películas reproduciendo el momento en que la huestes revolucionarias, integradas por campesinos que reclamaban sus tierras, obreros que luchaban por la justicia social y las clases medias que pugnaban por la libertad política, se revelaron.

Para evocar esa historia épica de México, la Filmoteca de la UNAM diseñó un cartel de primera, con la trilogía de Fernando de Fuentes sobre la Revolución; así como con Cananea, de Marcela Fernández Violante, y el Cuartelazao, de Alberto Isaac, entre otras cintas.

Además de un programa de cortometrajes: La mano en la pared (2015) de Norma Calette Martínez; Xochimilco 1914 (2009) de Esteban Azuela, Carlos Gamboa y Mara Soler Guitián, ¡Que viva México! (2018), de Carlos Galindo; Lupano Leyva (2010), de Felipe Gómez, y El abuelo Cheno y otras historias (1994), de Juan Carlos Rulfo.

“El cine está presente en la historia y en particular en la Revolución Mexicana, ya que llega muy pronto a México, en 1897. Es cuando empiezan a filmarse los fastos que preparaba el régimen de Porfirio Díaz para conmemorar el centenario de la Independencia y un poco ahí es donde nace la historia del cine en México”, indica Villa Smythe.

En este marco, subrayó, la cinta El poder en la mirada, de 2018, será comentada por su realizador, José Ramón Mikelajáuregui, quien compartirá las aventuras y saltos que tuvo que dar dentro de los materiales de la Filmoteca para pode construir esta historia.

El catálogo de la Semana de cine de la Revolución Mexicana también estará disponible en FilminLatino y la plataforma del Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE).

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios