Universitarias

Firman convenio por una vida sin violencia, en Tecomán

En evento realizado este viernes (20) en el Bachillerato 20 de Tecomán, el Rector de la Universidad de Colima, Christian Jorge Torres Ortiz Zermeño, firmó un convenio de colaboración con el Consejo Estatal para la Prevención y Atención de la Violencia Intrafamiliar (CEPAVI), y en el que la gobernadora Indira Vizcaíno Silva fue testigo de la firma y del arranque de los trabajos a través del programa denominado “Por una vida sin violencia, conozco, identifico y me construyo”.

Este programa se extenderá a los 37 bachilleratos de la Universidad, en los 10 municipios del estado, buscando un cambio en las y los jóvenes y sus familias para identificar los tipos de violencia y evitar normalizarlas.

Mónica Liliana Campos Magaña, coordinadora general del Consejo Estatal para la Prevención y Atención de la Violencia Intrafamiliar, destacó que el programa consta de tres etapas: la primera consiste en charlas de sensibilización sobre qué es la violencia familiar, los tipos de violencia y sus repercusiones en la vida de las personas; la segunda, en grupos focalizados de estudiantes que identificarán si han vivido, viven o generan violencia, y por último talleres de ayuda mutua para alumnas y nuevas masculinidades para alumnos.

En su intervención, el Rector destacó la importancia de esta colaboración debido a la coincidencia de objetivos en las instituciones, pero también por el impacto que tendrán para generar ambientes seguros en el desarrollo de cada integrante de la comunidad estudiantil en todos sus contextos de vida.

Dijo que la prevención y erradicación de la violencia es una de las prioridades de su gestión rectoral, es por ello que se ha incluido transversalmente la perspectiva de género, además de políticas en favor de la igualdad, la no discriminación y la cultura de paz.

Este tema, dijo, se abordará en la Universidad “desde una visión solidaria de respeto de los derechos humanos y la dignidad de las personas” y apoyados en la experiencia que al respecto tiene el CEPAVI. Además, se trabajará en la formación integral del estudiantado y en la sensibilización frente a este tipo de situaciones, “vinculando a los profesionales en formación y a los especialistas en disciplinas afines para favorecer el desarrollo armónico de Colima”.

Pidió a las y los jóvenes convertirse en replicadores de la información que recibirán, “con la que tendrán claridad para identificar los diferentes tipos de violencia y denunciar para ser factor de cambio en sus propios contextos, familias y en sus colonias”. Torres Ortiz destacó que “si la violencia está presente, hay que reconocerla, identificarla y erradicarla, pero para eso se necesita la suma de esfuerzos”. Debido a la amplia matrícula del Bachillerato 20, confió en que la ejecución del programa tendrá un alcance significativo en Tecomán.

También habló la estudiante Lesli Angélica Muñoz Mendoza, quien invitó a sus compañeros a adoptar el programa con seriedad y responsabilidad; “tenemos en nuestras manos la posibilidad de marcar un cambio en uno de los rubros que más nos afecta y nos roba nuestra tranquilidad”.

La joven dijo que la violencia se ha apoderado de todos los espacios y es apremiante unir esfuerzos con programas como éste, que se realizará en conjunto de estudiantes, docentes y autoridades; “solo así podremos poco a poco ir recuperando ese tesoro llamado paz y empezar a vivir con una tranquilidad de mente y alma en nuestros hogares, caminar o estar sin miedo en los espacios públicos, así como disfrutar de escuelas e instituciones libres de violencia. Sepan que las y los jóvenes anhelamos, al igual que ustedes, recuperar la paz y haremos lo propio para que esto sea una realidad”.

En su momento, la gobernadora Indira Vizcaíno destacó que el convenio facilita el llegar a los jóvenes y sus hogares para prevenir y erradicar las violencias que puedan estar viviendo en sus círculos, desde el propio hogar, escuela, barrio o colonia; “no están solos, cuentan con nosotros para acercarse y ser atendidos”.

La idea, destacó la mandataria estatal, es disminuir y erradicar las violencias hacia las mujeres, mismas que apenas se están identificando, tanto por quienes las reciben como por quienes las ejercen: “el hecho de que los talleres sean tomados por los hombres es un gran avance, porque la mayoría de las violencias que se ejercen en contra de las mujeres se llevan a cabo por hombres”.

Las escuelas, resaltó, deben ser lugares en los que todas las personas que acuden se sientan seguras, “por eso me da gusto que formalmente se integre la Universidad, pues nos va a ayudar mucho”. Definió a las y los jóvenes como “la generación de la esperanza para no repetir patrones y para no permitir que haya retrocesos en las dinámicas que han dañado a Colima”.

Finalmente, el alcalde tecomense, Elías Lozano Ochoa, agradeció que el proyecto aterrizara en Tecomán y comprometió el apoyo del municipio, considerando que la búsqueda de la paz es una tarea de todos; “me enorgullece la cantidad de instituciones involucradas a las que nos interesa la juventud y este proyecto será un éxito porque conozco que en Tecomán la gente es buena, ofrezco un disculpa si en el pasado los servidores públicos no tuvimos el tino de acercamos más, pero nunca es tarde para empezar, reconocemos el problema y damos los pasos para enmendar el tiempo perdido”.

Estuvieron también en el evento María Guadalupe Solís Aguirre, secretaria general de Gobierno; Adolfo Núñez González, secretario de Educación y Cultura del Estado de Colima; y María del Rosario Silva Verduzco, secretaria de Bienestar, Inclusión Social y Mujeres.

Print Friendly, PDF & Email
Botón volver arriba