Gabriel de la Mora: El arte consiste en hacer preguntas

Con constantes cuestionamientos, afirmaciones, propuestas y reafirmaciones, el artista visual Gabriel de la Mora dictó la conferencia “Eco”, en la sala principal de la Pinacoteca Universitaria. A la cita acudieron principalmente jóvenes estudiantes y miembros de la comunidad cultural de Colima, quienes llenaron el lugar y disfrutaron las más de 250 diapositivas que presentó el expositor.

La charla comenzó a partir de la imagen de un cuaderno escolar del artista, donde se ve un ejercicio que consistió en realizar una plana de la letra “M”, que le hizo reparar en preguntas como: “¿realmente existe la repetición?”, ya que al ser zurdo le hicieron repetir el proceso, pero con la mano derecha, y entonces el resultado cobró un sentido completamente diferente para él.

Gabriel de la Mora (Ciudad de México, 1968), estudio la maestría en bellas artes en el Pratt Institute de Nueva York, y la licenciatura en Arquitectura en la Universidad Anáhuac del Norte, Ciudad de México. Su obra, tanto individual como colectivamente, ha sido expuesta en museos y galerías de México, Estados Unidos, Canadá, Colombia, Brasil, España y Reino Unido, y próximamente en París.

Con afirmaciones como “el arte es para todos”, refiriéndose a que no importa la clase social o nivel de estudios, pues el arte siempre será interpretado de manera diferente, mantuvo la atención del público por más de una hora. También dijo que para él, el arte es hacer preguntas, preguntas de distinto tipo, que la obra responde al irla creando.

Dio un repaso breve por algunas etapas de su trabajo artístico, sobre todo la que fue, hace varios años, una de sus más conocidas: la de usar cabello humano para dibujar. Esto surgió a partir de que decidió cortarse el cabello completamente porque se estaba quedando calvo a una edad muy temprana. Fue también, dijo, una forma de marcar la entrada a las artes visuales y el abandono o pausa de su carrera como arquitecto.

Inició dibujando con el cabello de sus familiares y amigos, y terminó comprándolo en peluquerías y hasta dibujando con el cabello de una persona ciega, a quien puso a tocar su propio cabello una vez concluida la obra.

Con características obsesivas y meticulosas, pero reveladoras, Gabriel de la Mora ha dedicado parte de su trayectoria como artista a buscar nuevas formas de expresión para ilustrar sus inquietudes. Después del cabello humano siguieron el cascarón de huevo, las plumas de aves y hasta suelas de zapatos, materiales con los que ha creado distintas series que lo han hecho figurar en las principales galerías de México y Estados Unidos.

Además de mostrar sus obras, Gabriel de la Mora compartió el registro puntual de lo que ha sido su proceso creativo.

Al finalizar la conferencia, el entusiasmado público tuvo oportunidad de manifestar sus preguntas al artista, así como de compartir una bebida en el patio de las instalaciones de la Pinacoteca Universitaria.

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas
Sin Comentarios

Deje su Comentarios