Catar 2022

Gana Marruecos en la grada y en los penaltis

Marruecos dominó con claridad en las gradas del Estadio Education City de Al Rayyan y al final también lo hizo en los penaltis, en los que por 3-0 se impuso a España y logró el pase a la ronda de Cuartos de Final del Mundial de futbol de Catar 2022 .

Marruecos, al pasar como primera del grupo F, ya había igualado su mejor resultado en un Mundial, el de México 1986; pero finalmente los hombres de Walid Regragui mejoraron su marca y, tras eliminar a España, firmaron su mejor actuación en el principal torneo por naciones del orbe.

España no llegaba a Cuartos desde hacía 12 años y medio, cuando, de la mano de Vicente del Bosque, ganó su único título mundial, el de Sudáfrica, y este martes, guiada por Luis Enrique, tampoco lo consiguió.

Los marroquíes los envolvieron en problemas y España cayó, jugando como visitante. No sólo por el orden del partido, la Roja había pasado como segunda del grupo E, que encabezó la ya eliminada Japón, sino porque los casi 25 mil aficionados que apoyaron al equipo magrebí en el Education City se hicieron notar mucho más que los poco más de 3 mil, no necesariamente españoles todos ellos, que apoyaron al equipo hispano. En un estadio con capacidad de 44,667 espectadores, que lo llenaron.

España superaba en posesión, pero Hakim Ziyech (Chelsea), por la derecha; y Sofiane Boufal, del Angers francés, por la izquierda, anunciaban peligros. Y la primera ocasión la tuvo para Marruecos el madrileño Achraf Hakimi, carrilero derecho formado en el Real Madrid y que tras brillar en el Borussia Dortmund alemán lo hace ahora en el PSG francés. Achraf ejecutó un lanzamiento directo en el minuto 11 que salió rozando el larguero de la portería defendida por Unai Simón.

Marruecos intentó golpear primero, pero sin lograr nada. Un pase por la izquierda de Jordi Alba a Marco Asensio, que culminó con un tiro que salió rozando el poste derecho de la portería defendida por Bono demostraron que España también podía hacer daño.

Sin embargo, la ocasión más clara, pasada la primera media hora, llegó mediante un zurdazo desde fuera del área de Mazraoui que desvió el guardameta del Athletic.

Al descanso se llegó sin goles, pero con la afición marroquí goleando en la grada, desde la que siguió apretando en la reanudación. En la que Bono demostró lo bueno que es a lanzamiento de Dani Olmo al 55’.

España seguía en poder del balón, con los hombres de Regragui muy bien ordenados en su campo, en espera de un contraataque. Sofian Amrabat (Fiorentina) deshizo una ocasión de Nico Williams y casi al final Morata cabeceó alto.

El marcador no se movió y el partido llegó a la prórroga. Que no cambió el guión. España con el balón; Marruecos, con mucho orden, esperando poder sorprender.

Al final todo se decidió en los penaltis. Una lotería en la que España no llevaba los décimos correctos. Y en la que brilló el sevillista Bono.

Con información e imagen de EFE

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba