Gonzalo Celorio abordará en su libro facetas poco conocidas de Cortázar y Arreola

Las ideas políticas del escritor argentino Julio Cortázar (1914-1984) –su fe en las revoluciones de Nicaragua y Cuba y su convivencia con su segunda esposa, la crítica literaria y traductora lituana Ugné Karvelis– y los vasos comunicantes entre la obra del argentino Jorge Luis Borges (1899-1986) y el mexicano Juan José Arreola (1918-2001) son algunos de los temas que Gonzalo Celorio (1948) abordará en su nuevo libro de ensayos.

Con el título tentativo de Sin pena ni gloria, el novelista mexicano trabaja en una serie de textos híbridos, mixtos, “algo que tiene que ver con relatos, pero son al mismo tiempo ensayos literarios y también tienen una fuerte dosis narrativa”, con la idea de descansar de su novela más reciente, Los apóstatas, que cierra una trilogía familiar, y a cuya confección dedicó los seis últimos años.

“La nueva propuesta habla de mi relación con algunos escritores, que he tenido el privilegio de tratar cercanamente. Es algo que tiene que ver con una relación personal y también es un ensayo literario”, explica en entrevista.

Dice que acaba de terminar uno que se llama La cama de Julio Cortázar, en el que narra cómo, una vez que ya había muerto el Cronopio Mayor, por azares del destino durmió en su cama, en su casa de París.

“Esto es el hilo argumental para contar muchas cosas sobre el autor de Rayuela, sus cuentos y, sobre todo, su relación con su segunda mujer, Karvelis, con quien vivió 11 años (1967-1978), relación que nutrió su parte más ideológica, más politizada, y no necesariamente su mejor momento literario”, agrega.

“Es cuando Cortázar se involucra con el París de mayo de 1968, publica el Libro de Manuel (1973) o el comic Fantomas contra los vampiros multinacionales (1975), textos más políticos y acotados, cuando apoya la Revolución nicaragüense y la cubana”, añade.

Celorio señala que, en otro de los textos, realiza una comparación entre Borges y Arreola, a propósito del ajedrez, que fascinaba a ambos, y analiza los vasos comunicantes que hay en sus obras. “Traté mucho a Arreola porque fue mi maestro en la UNAM, fuimos amigos. Lo conozco bien a él y a su obra, y eso me permite dar otra perspectiva, algo más cálido, poco conocido”.

El autor de La época sordinaMéxico, ciudad de papelEnsayo de contraconquista y Cánones subversivos. Ensayos de literatura hispanoamericana destaca que esta vez entregará “relatos que tienen que ver con experiencias personales y con la literatura”.

Gonzalo Celorio espera tener el libro listo el año entrante.

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios