Colima

Homologan legislación estatal y federal para evitar la violencia contra menores

El pleno del Congreso del Estado aprobó este lunes reformar la fracción I del Artículo 49, el segundo párrafo de la fracción IV del Artículo 102, así como la fracción IV del Artículo 108 de la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del estado de Colima, a fin de homologar la ley estatal con la federal, y evitar el castigo corporal o físico en contra de niñas, niños y adolescentes, en el que se utilice la fuerza, incluyendo golpes con la mano.

El dictamen fue presentado por la diputada Araceli García Muro, iniciadora de esta iniciativa, la cual, de acuerdo con el dictamen aprobado, se agregó la palabra “humillante”, por lo que se indica que se sancionará “el descuido, negligencia, abandono y abuso físico, especialmente en la modalidad de castigo corporal y humillante, así como el abuso psicológico o sexual”.

Explicó que el castigo corporal o físico es todo aquel acto cometido en el que se utilice la fuerza física, incluyendo golpes con la mano o con algún objeto, empujones, pellizcos, mordidas, tirones de cabello o de las orejas, obligarlos a ponerse en posturas incómodas, quemaduras, ingesta de alimentos hirviendo u otros productos o cualquier otro acto que tenga como objeto causar dolor o malestar, aunque sea leve.

Agrega el dictamen que el castigo humillante es cualquier trato ofensivo, denigrante, desvalorizador, estigmatizante, ridiculizador y de menosprecio, así como cualquier acto que tenga como objetivo provocar dolor, amenaza, molestia o humillación cometido en contra de niñas, niños y adolescentes.

Añade el documento aprobado que lo anterior implica que la facultad que tienen quienes ejercen la patria potestad, la tutoría o la custodia de las niñas, los niños y los adolescentes, o en su caso los encargados y el personal de instituciones educativas, deportivas, religiosas, de salud, de asistencia social y de cualquier otra índole que brinde asistencia no podrán ejercerla para atentar contra su integridad física o mental, ni actuar en menoscabo de su desarrollo, ni mucho menos el castigo corporal y humillante.

Además, se reformó el Artículo 300 Bis y 423 del Código Civil para el estado de Colima, donde se indica que los integrantes de la familia en particular, niñas, niños y adolescentes, tienen derecho a que los demás miembros les respeten su integridad física, psíquica y emocional, con objeto de contribuir a su sano desarrollo para una plena incorporación y participación en el núcleo social.

Al efecto, contarán con la asistencia y protección de las instituciones públicas, de acuerdo con las leyes vigentes. Los integrantes de la familia están obligados a evitar conductas que generen violencia intrafamiliar, según lo establecido en el Artículo 25 de la Ley para la Prevención y Atención a la Violencia Intrafamiliar para el estado de Colima.

Botón volver arriba