Universitarias

Imparten taller sobre neurodiversidad a personal de la UNIVA

Como parte del proyecto internacional ENTENDER, en el que participa la Universidad de Colima y ocho instituciones de educación superior de países como Inglaterra, Italia, Grecia, Argentina y del propio México, se llevó a cabo de manera virtual el taller “Neurodiversidad en educación superior”, dirigido a personal de la UNIVA en sus diferentes campus.

Este taller tuvo como objetivo “sensibilizar al personal docente y administrativo sobre la neurodiversidad y la formación profesional de estudiantes neurodivergentes”. Fue impartido por las colaboradoras del proyecto ENTENDER y profesoras de la Facultad de Psicología de la UdeC: doctora Norma Angélica Moy López y Npsic. Cynthia Raquel García Escárpita Ferrer.

La neurodiversidad es un término genérico que incluye condiciones como: Dispraxia, Dislexia, Discalculia, Déficit de Atención e Hiperactividad, Síndrome de Tourette y el Espectro Autista, todas ellas consideradas actualmente como formas de diversidad humana que requieren la adopción de perspectivas alternas para promover la inclusión y explotar el potencial creativo de las personas.

Para dar la bienvenida a este evento, la directora general de Educación Superior de la Universidad de Colima, Susana Aurelia Preciado Jiménez, comentó que ENTENDER es un proyecto cofinanciado por el programa ERASMUS+ de la Unión Europea y liderado por la Universidad de Coventry, del Reino Unido, en el que participan un total de nueve socios internacionales, de los cuales la Universidad de Colima es uno de ellos.

Uno de los objetivos de la Universidad de Colima al sumarse a este proyecto internacional, añadió, “es visibilizar la situación de neurodiversidad en los estudiantes de la institución y que ellos, al mismo tiempo, puedan tener opciones para incorporarse al mercado laboral”.

Señaló que el proyecto no solo contempla la formación de cuadros que puedan ofrecer una educación inclusiva para estudiantes neurodiversos, sino también la formación de redes de colaboración con los empleadores a nivel local y regional, “por eso decidimos realizar este taller con el fin de, en primer lugar, sensibilizar al personal docente y administrativo de la institución sobre qué es la neurodiversidad y la formación profesional de estudiantes neurodivergentes”.

Como parte del proyecto ENTEDER, agregó, cada institución participante tiene un paquete de trabajo. En el caso de la Universidad de Colima se está abordando el aspecto del desarrollo de capacidad de estudiantes; “con este tipo de talleres buscamos precisamente un acercamiento a las estrategias, cambios o adecuaciones que se deben realizar en los programas educativos para darles esa perspectiva de inclusión”.

Las universidades que conforman este proyecto internacional, dijo, son las de Coventry (Reino Unido), Alicante (España), la Nacional de Macedonia (Grecia) y la de Turín (Italia), como líderes del proyecto, las cuales están dirigiendo su enfoque de trabajo hacia cinco instituciones de América Latina, que son las universidades argentinas Nacional del Rosario, Nacional de San Juan y Nacional de Jujuy y por parte de México las universidades de Colima y Guadalajara.

Finalmente, la funcionaria dio a conocer que, en la última semana de noviembre y los primeros días de diciembre, en la Universidad de Colima se llevará a cabo el cierre de actividades de este programa internacional, a través de una serie de conferencias en las cuales los colaboradores del proyecto presentarán los productos finales que han logrado obtener, así como los compromisos que cada institución asumirá como parte del proyecto.

La UdeC, dijo por último, “tiene claro que este tema tiene que institucionalizarse, pero nuestra visión va más allá de nuestra Casa de Estudios, y queremos hacer todo lo posible para que más universidades se puedan involucrar en el tema a fin de convertirlo en un proyecto de largo aliento. En este sentido, invitamos para esta ocasión al director del plantel UNIVA Colima, Juan José Iglesias Núñez”.

En su intervención, Norma Moy López habló sobre la neurobiología del desarrollo. Explicó que comúnmente se asocia el surgimiento de los trastornos del neurodesarrollo al momento de la formación del sistema nervioso; sin embargo, añadió, existen condiciones antes de la fecundación que pueden llevar a factores de riesgo que están ligados a los 23 cromosomas que aporta el hombre y a los 23 que aporta la mujer; “dentro de esos cromosomas que aportan hombre y mujer, ya puede existir alguna dislocación o transpolación en nuestros genes, que hacen que el desarrollo se lleve a cabo de manera atípica”.

Al respecto, señaló que pueden existir situaciones que provoquen que los 46 cromosomas (los 23 aportados por el hombre y los 23 aportados por la mujer) “no se acoplen de manera correcta y entonces existan condicionantes desde antes de la formación del sistema nervioso. Pueden presentarse antes, durante o después de la gestación”.

Algunos de estos factores de riesgo pueden estar asociados, dijo, al sexo, la edad, el temperamento, la genética, factores cerebrales, enfermedades médicas o enfermedades psiquiátricas que pueden condicionar el neurodesarrollo del nuevo ser, “pero también existen factores ambientales que tienen que ver con los cuidados prenatales, con las relaciones sociales, los acontecimientos estresantes antes y durante la gestación, así como factores sociodemográficos, entre otros”.

Por su parte, Cinthya García Escárpita habló del proceso de detección, diagnóstico y abordaje en la neurodiversidad. Entre otros temas, mencionó algunas medidas básicas para el abordaje de alumnos neurodiversos, como serían realizar programas de intervención individualizados, basarse en los intereses y motivaciones del alumno a fin de traducir sus necesidades en niveles de intensidad y tipos de apoyo requeridos, una intervención intensiva en cada caso, la inclusión de la familia en el tratamiento, dándole un papel activo en todo el proceso y que los objetivos de la intervención puedan ser concretos, medibles y evaluables.

Botón volver arriba