Tendrá La Campana jardín Etnobiológico y Centro de Investigación del Conacyt

En el marco del Día Nacional de la Conservación, que se celebra en México desde 2001 cada 27 de noviembre, el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez firmó las declaratorias de área natural protegida de La Campana, su categoría como zona ecológica y cultural.

Además, se designó a los terrenos de la calzada Galván, en la ciudad de Colima, donde estuvo la Zona Militar, como área de valor ambiental.

En un acto desarrollado en La Campana, el mandatario estatal informó que gestionó y logró la aprobación para que ese espacio de aproximadamente 95 hectáreas, se instale un jardín Etnobiológico, así como el primer Centro Público de Investigación del Conacyt en la entidad, que tendrá como objetivo estudiar la epidemiología tropical, biocomplejidad, biocultura y biosustentabilidad.

En lo que toca a los terrenos de la calzada Galván, de aproximadamente 15 hectáreas, se decretó que serán para beneficio de la población, una vez que el comité ciudadano que se formó hace 2 años, establezca su uso y destino, tomando en cuenta las restricciones que se establecen como área de conservación.

Dio a conocer que los decretos de ambas declaratorias se publicarán en el periódico oficial El Estado de Colima , lo cual será histórico porque La Campana es la primera área natural protegida decretada por el estado.

“Con estos decretos la ciudadanía tendrá el control de todas las actividades, usos, destinos, de ambas áreas, a través de un consejo técnico asesor que estará conformado por 5 ciudadanos que no tendrán nada que ver con el Gobierno y que serán especialistas en los temas de medio ambiente, cultura, arqueología y urbanismo”, aseguró.

Explicó que las áreas naturales protegidas son espacios geográficamente definidos y a pesar de que Colima es un estado relativamente pequeño, “somos de los que tienen mayor biodiversidad y esto hace que Colima sea un espacio privilegiado por Dios, porque aquí se tiene una biodiversidad concentrada como no existe en ningún otro estado de la República”.

Además, explicó, se potenciará la conservación de sus servicios ecosistémicos, así como de los valores culturales asociados.

“Las zonas naturales protegidas tienen rol estratégico, pues son un punto de convergencia entre las esferas ambiental, social y económica y además hacen un aporte que es muy importante para cumplir con los distintos objetivos que tenemos que cumplir en una agenda del planeta diseñada por la ONU, que son los objetivos para el desarrollo sostenible”, afirmó.

Agradeció a la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), su asesoría para llevar a buen destino esa importante acción a favor de Colima y del planeta.

Resaltó el trabajo realizado para ello, entre otros, por Colima Bird Watching Club y observadores independientes como Eduardo Ruvalcaba, Luis Casado y Betsy Avila, para la generación del listado de aves, que hay en esa zona, así como al doctor Sebastián Lemus, quien realizó el primer listado de especies vegetales.

También agradeció a los biólogos Oscar Avila, León Eledsey y a la bióloga Estefany Vera, por los trabajos de muestreo de fauna; al maestro Enrique González Soriano y al doctor Alfonso Pescador, por el muestreo de insectos; al doctor Gerardo Herrera, de las UNAM, por el muestreo de murciélagos y a Rafael Ortiz, por la elaboración de cartografía.

Print Friendly, PDF & Email