Ingeniero hispano fue elegido para dar nombre al «maniquí lunar» de la NASA

El apellido de Arturo Campos (1943-2004), un ingeniero mexicano-estadounidense que desempeñó un papel clave en el regreso a salvo a la Tierra de los astronautas de la misión Apollo 13, fue elegido en un concurso para dar nombre al «maniquí lunar» de la NASA que irá a finales de 2021 a bordo de la misión Artemis I.

«Nuestro regreso a la Luna es un esfuerzo global y siempre buscamos nuevas formas de involucrar al público en nuestras misiones», dijo Brian Odom, historiador de la NASA en el Centro Marshall de Vuelo Espacial en Huntsville, Alabama.

La elección «es un tributo apropiado a Campos y los datos obtenidos de Artemis I nos ayudarán a prepararnos para llevar a los astronautas, incluida la primera mujer y la primera persona de color, a la Luna, donde nos prepararemos para Marte«, añadió.

«Campos» compitió el lunes contra «Delos» en la final del certamen en el cual la NASA pidió a los usuarios de las redes sociales que votaran por su favorito.

Artemis I será un vuelo no tripulado de prueba del cohete del Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS, por sus siglas en inglés) y la nave espacial Orion, antes del primer vuelo con tripulación en Artemis II.

El vencedor del concurso da su nombre al maniquí, un modelo anatómico que simula el cuerpo humano y que se suele usar en entrenamientos para rescates de emergencia, educación médica e investigación, detalla el comunicado.

El maniquí de Artemis I estará equipado con dos sensores de radiación y otros sensores en el asiento para registrar la aceleración y las vibraciones durante la misión.

Los datos de estos y otros sensores dentro de la nave espacial ayudarán a la NASA a entender cómo proteger mejor a los miembros de la tripulación de Artemis II y de las misiones futuras.

Otros apellidos de personas que han participado en el concurso son «Rigel», la estrella gigante en la constelación de Orión; «Duhart», en homenaje a Irene Duhart Long, directora médica del Centro Espacial Kennedy; «Montgomery», como homenaje a Julius Montgomery, primer afroamericano que trabajó en Cabo Cañaveral como técnico profesional, y «Wargo», por Michael Wargo, el primer jefe científico de exploraciones de la agencia.

También compitieron otros nombres como «ACE», que proviene de las siglas de Artemis Crew Explorer.

Nacido en Laredo (Texas) en 1943 y proveniente de una familia mexicano-estadounidense, el ingeniero Campos había diseñado un plan de emergencia para desviar la energía eléctrica del módulo lunar de las misiones Apollo al sistema de equipamiento de los módulos de comando y de servicio, para, en caso necesario, dar a los astronautas energía suficiente para regresar a salvo.

Eso fue lo que el 13 de abril de 1970 necesitaron justamente los astronautas Jim Lovell, Jack Swigert y Fred Haise, atrapados en una nave espacial averiada a unos 320.000 kilómetros (unas 200.000 millas) de la Tierra.

Un tanque de oxígeno de un módulo de servicio a bordo de la nave Apollo 13 se había perforado, y, como consecuencia, se había perdido el suministro normal de electricidad, luz y agua en el módulo de comando.

Pero la NASA también escogió a Campos por otros méritos, como fue su trabajo como representante del Programa para la Igualdad de Oportunidades de Empleo y Discriminación Positiva del Centro Espacial Johnson, y como miembro del Programa de Herencia Hispana de los empleados.

Campos se retiró de la NASA en 1980 y continuó trabajando como asesor de ingeniería eléctrica para diferentes empresas en Houston.

Falleció en 2004 de un infarto, a la edad de 61 años. «Será recordado no solamente como una figura clave para el regreso seguro del Apollo 13, sino también como un defensor de la igualdad laboral«, señaló la agencia en un comunicado anterior.

 

Con información de EFE

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios