Invirtió Gobierno más de 2 mmdp en 900 obras de infraestructura: Sánchez Romo

Se deben realizar obras al norte del estado para evitar inundaciones: Sánchez Romo

El secretario de Infraestructura y Desarrollo Urbano de Gobierno del estado, Jesús Sánchez Romo, afirmó que en el retraso en la construcción de la carretera Manzanillo-Minatitlán, en el tramo de El Puertecito, la dependencia a su cargo no tiene injerencia, ya que son recursos federales, y en consecuencia, es la Secretaría de Comunicaciones y Transportes la responsable de ejecutar los trabajos.

Lo anterior lo comentó al acudir este viernes (22) al Congreso del Estado, a comparecer como parte de la glosa del sexto informe de actividades del titular del Poder Ejecutivo del estado, donde estuvo respondiendo los planteamientos de los diputados de los partidos Verde Ecologista de México, Acción Nacional y Morena, ya que las demás fuerzas políticas declinaron su derecho a participar.

Sánchez Romo señaló que la obra se realiza con recursos federales, por lo que la SCT es responsable de responder por los retrasos, sin embargo, el titular de SEIDUR comentó que dicha zona ha sido muy conflictiva y que recientemente en el temporal de lluvias, en Minatitlán estuvieron sufriendo muchos derrumbes por problemas geológicos, lo que orilló a realizar estudios para resolverlo.

Al referirse al colector de Zentralia, el funcionario mencionó que se terminó hace un par de meses y que fue una obra complicada, por lo que hubo necesidad de hacerla poco a poco, cuidando lastimar lo menos posible a los empresarios de los negocios que ahí se encuentran, “porque definitivamente todas las obras lastiman”.

Agregó que la obra inicialmente estaba proyectada entre una red de colectores pluviales, para verter sus aguas al arroyo Santa Gertrudis, pero que finalmente las vertieron en el río Colima, “esto provocó que la profundidad de la excavación llegara hasta a siete metros, siendo una obra complicada ya que se tuvo que destrozar todo el carril lateral del libramiento del tercer anillo y hacerlo de nuevo completamente”.

Destacó que este carril del tercer anillo originalmente se había hecho por partes, por lo que no tenía uniformidad, en algunas partes eran empedrados y en otras se habían colocado huellas de rodamiento, teniendo que destruirlo completamente por la profundidad de la excavación.

Reconoció que por eso se tardaron un poco más de lo previsto, “pero la obra está ahí; ahorita hay que decir que la obra es un poquito insuficiente, por lo que en días pasados hubo algunas inundaciones en el carril lateral”, porque hay una boca de tormenta que desfoga sus aguas a este colector y ahora, dijo, resulta que también es insuficiente.

Señaló que hubo necesidad de promover un pequeño tramo adicional para hacer una gran boca de tormenta antes de llegar al paso a desnivel,  “esperamos que por lo menos temporalmente no haya ese tipo de inundaciones”.

Recordó que hubo otra inundación en el tercer anillo, “que no se había visto, brincó el agua al tercer anillo y no corrió por las vías que tradicionalmente había venido fluyendo el agua”.

Sánchez Romo explicó que ya están viendo brotes de nivel freático en toda la ciudad “estamos viendo brotes de agua en predios al norte de la avenida Ignacio Sandoval, donde ya el tirante de agua es muy alto, creemos que en el corto plazo va a ser insuficiente, hay que decir que no es solamente en la ciudad, están llegando a los arroyos y los ríos ya llenos, sobre todo los arroyos entran llenos a la ciudad, con algo de lodo que lo deposita en arroyos y ríos de la ciudad, y es por eso que cada año hay que estarlos desazolvando y limpiando para que mantengan la capacidad de flujo, pero mientras no hagamos algo hacia afuera de la ciudad, hacia el norte de donde vienen los escurrimientos, vamos a seguir con los mismos problemas”.

Durante la comparecencia, el titular de la SEIDUR se refirió a las inversiones que se han realizado para construir el edificio del C5i, destacando que en 2017 se inició en una primera etapa con un crédito por 150 millones de pesos, los cuales se ejercieron totalmente. Y en 2021 se ejerció otro crédito por casi 46 millones de pesos para concluir esa primera etapa, destacando que este centro ya está operando, “pero con lo que estamos ejerciendo y ya próximos a terminar en la parte posterior de este C5i, un complejo de seguridad, con recursos del FASP, ahí son poco más de 46 millones de pesos”.

Respecto al equipamiento del C5i, respondió que no corresponde a su área, por lo tanto no podía hacer ningún señalamiento.

A pregunta expresa de los legisladores, Jesús Sánchez Romo apuntó en cuanto a inversiones para salud, que en 2021 se registró un avance en el área de salud por casi 6 millones de pesos, de los cuales, para las unidades de cuidados intensivos y los neonatales se invirtieron 289 mil pesos, y para la ampliación del Hospital Regional Universitario casi 2 millones 400 mil pesos.

Asimismo, informó que en el municipio de Coquimatlán se está haciendo prácticamente un nuevo centro de salud, que hasta el momento registra una inversión de 3 millones 162 mil pesos, y se concluirá entre noviembre y diciembre, con recursos federales de FICE.

El funcionario detalló que para mantenimiento no se tiene nada etiquetado, específicamente hablando de salud, sino que cada área deberá procurar los recursos; “entiendo que la dependencia hace su propio mantenimiento, a mí me toca por el decreto de austeridad del gobernador licitar todas las obras, excepto las de INCOIFED”, concluyó.

Print Friendly, PDF & Email