La globalización no es mala; sin embargo, algo no está bien y debe replantearse: Economista

Al abordar el tema de la globalización, la economista de la Universidad de Colima, Dora Argentina Cabezas Elizondo, dijo que en la actualidad “nos enfrentamos a un nuevo orden mundial provocado por esta pandemia, de la que apenas estamos viendo la punta del iceberg, y para enfrentarla, un factor importante es el de la tecnología, porque este mundo tal como lo conocíamos antes de la pandemia ya no será el mismo, y por ahora estamos en un proceso de adaptación”.

La automatización, robotización y los procesos mediados por la tecnología, añadió, “deberían tener un impacto positivo en la globalización; sin embargo, estos procesos desplazan fuerza de trabajo que después ya no vuelve a insertarse, por lo que afecta a los ingresos, y si no hay ingresos crecen la pobreza, la informalidad, además de que se genera un descontento social”.

Dora Argentina, profesora investigadora de la Facultad de Economía, impartió la videoconferencia “Globalización, ¿de qué estamos hablando? Ventajas y desventajas”, como parte del Seminario Permanente de Filosofía de la Convivencia, que promueve la Escuela de Filosofía de la Universidad de Colima.

De acuerdo con ella, las afectaciones que genera la globalización han desatado críticas hacia este modelo, “ya que provocan una total desigualdad en la distribución de los ingresos de la población, además de la homogenización de las economías, de las políticas, de la educación, de la cultura e inclusive de las lenguas”.

Aseguró que “las crisis por las que hemos pasado representan una reestructuración en los procesos de producción, con afectaciones que permean a toda la sociedad”.

En el caso de México, dijo, antes de los años 80 era una economía cerrada, “pero a partir de su apertura el flujo de mercancías del exterior fue increíble, sorprendió a todos, ya que no conocíamos productos de otras latitudes; además, somos el país que más tratados de libre comercio tiene, lo que ha traído inversión de otros países, mejorando las estructuras para favorecer el comercio y bajando los aranceles a las importaciones, por lo que gozamos de un sinnúmero de productos de otros países”.

En cuanto a las desventajas, agregó, México tiene 53 millones de habitantes en la pobreza, y sólo unos pocos concentran más del 64% de riquezas del país, “lo que muestra una gran desigualdad”.

Por último, comentó que la globalización es un proceso histórico que lleva siglos estableciéndose, sobre todo en cuanto a la apertura y el conocimiento; “el punto está en el paradigma económico y político en el cual se sitúa, en donde hay una mala administración, una mala gestión de los procesos de la globalización y en el sistema en que está inserto, ya que si el sistema capitalista acepta modificaciones, tendría que disminuir las desigualdades. La globalización no está mal; sin embargo, algo no está bien y debe repensarse”.

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios