La misión BepiColombo, preparada para sobrevolar Mercurio por primera vez

La misión espacial BepiColombo tiene como objetivo estudiar Mercurio, el planeta más pequeño y desconocido del Sistema Solar, sobre el que realizará su primer sobrevuelo el uno de octubre, durante el que captará imágenes y datos científicos.

BepiColombo, de la Agencia Espacial Europea (ESA) y la japonesa Jaxa lanzada en 2018, tiene previsto sobrevolar seis veces Mercurio antes de entrar en su órbita, lo que esta previsto en 2025.

A las 23.34 hora GMT del 1 de octubre, la nave sobrevolará Mercurio a una altitud de unos 200 kilómetros, desde donde tomará imágenes y datos científicos que “proporcionarán a los investigadores una primera muestra de lo que les aguarda en la misión principal”, según la ESA.

Mercurio ha sido visitado ya dos veces, por las naves estadounidenses Mariner 10 (1973) y Messenger (2004). Esta nueva misión, que durará siete años y medio, quiere entender el origen y evolución del planeta, para lo que analizará su magnetosfera, su estructura interna, los fenómenos químicos en la superficie y la generación del campo magnético.

Al ser el planeta más cercano al Sol, lograr la velocidad y dirección adecuada para situarse en su órbita sin ser tragado por la enorme fuerza de gravedad de nuestra estrella requiere un viaje indirecto de 9.000 millones de kilómetros.

En ese trayecto, BepiColombo ha sobrevolado una vez la Tierra, dos Venus (la última el pasado agosto) y lo hará seis veces sobre Mercurio. Estas maniobras junto al sistema de propulsión solar eléctrica de la nave espacial ayudarán a que se dirija a la órbita correcta.

Durante los sobrevuelos no es posible tomar imágenes de alta resolución con la cámara principal científica, pues está protegida por el módulo de transferencia mientras la nave se encuentra en la configuración de crucero, ha explicado la ESA en una nota.

Sin embargo, dos de las tres cámaras de vigilancia (MCAM) tomarán fotos desde unos cinco minutos después del momento del acercamiento y seguirán durante cuatro horas.

BepiColombo llegará a la cara nocturna del planeta, donde las condiciones no son las ideales para tomar imágenes directamente con el enfoque más cercano, aunque debería ser posible identificar sus grandes cráteres -destaca la ESA- pues el planeta tiene una superficie muy arrasada, similar a la de nuestra Luna.

La misión consta de dos orbitadores, que serán puestos en órbitas complementarias en 2025, y durante este primer sobrevuelo, aunque están en configuración de crucero, se podrá hacer funcionar algunos de sus aparatos científicos.

“Estamos deseando ver los primeros resultados de unas mediciones tomadas tan cerca de la superficie de Mercurio”, destacó Johannes Benkhoff, científico integrante del proyecto, citado por la ESA.

La nave lleva el nombre del científico italiano Giuseppe “Bepi” Colombo y su primer sobrevuelo de Mercurio coincidirá con el que habría sido su 101 cumpleaños.

Colombo tuvo un papel destacado en la misión Mariner-10 y con sus cálculos logró que esa nave hiciera tres sobrevuelos del planeta, en lugar de solo uno, para lo que se realizó la primera maniobra de asistencia por gravedad sobrevolando Venus.

 

Con información de EFE

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas