Site icon El Comentario

Libera juez obras del tramo 5 del Tren Maya; mantiene suspensión en tramo norte

Obras del tramo 5 sur del Tren Maya. Imagen de archivo.

Obras del tramo 5 sur del Tren Maya. Imagen de archivo.

El juez federal Adrián Novelo eliminó este martes (9) la última suspensión que prohibía obras del tramo 5 sur del Tren Maya, de Playa del Carmen a Tulum, pero mantuvo la restricción para trabajos en el tramo 5 norte, de Cancún a Playa del Carmen.

De acuerdo con información de Reforma, Novelo negó la suspensión definitiva contra obras del 5 sur en el amparo 1137/2022, promovido por el Consejo Nacional de Litigio Estratégico y una persona de iniciales C. R. J. L, el último donde estaba vigente una suspensión provisional.

“Ya quedó completamente liberado el tramo 5 sur”, afirmó en un tuit el titular de Fonatur, Javier May.

Con ello, no hay en este momento obstáculo legal para obras en el tramo de 67.6 kilómetros, pues el juez considera que la autorización de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del proyecto, emitida a finales de junio por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), no puede ser suspendida y es suficiente para seguir con los trabajos.

En total, detalla Reforma, Novelo concedió 6 suspensiones contra el tramo 5 sur por falta de MIA, que estuvieron vigentes entre el 13 de abril y el 8 de agosto.

Cualquier obra realizada en ese periodo implicaría el delito federal de violación a la suspensión, sancionable con 3 a 9 años de prisión, y el juez tiene pendiente resolver si el Gobierno efectivamente incurrió en desacatos.

Sin embargo, el juez sí concedió una suspensión definitiva contra el siguiente acto reclamado en el amparo 1137/2022:

“La omisión de realizar los estudios de mecánicas de suelo relativos a los tramos 5 y 6 del Tren Maya, en controversia de los artículos 98, fracción I, 99 fracción X y 101 fracción II y demás aplicables de la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (LGEEPA), y 4 fracción III, y demás aplicables de la Ley de Obras Públicas”.

Como el juez no publica sus sentencias íntegras, hasta ahora se desconoce si esta suspensión solo condiciona ciertas obras a la realización de los estudios de mecánica de suelo, o si las permite, pero en paralelo ordena la presentación de los estudios.

Reforma precisa que los artículos señalados de la LGEEPA ordenan que el uso del suelo debe ser compatible con su vocación natural y no debe alterar el equilibrio de los ecosistemas; que los permisos de uso de suelo forestal deben considerar criterios ecológicos para su preservación; y que el Gobierno federal debe procurar la eliminación de prácticas como las tumbas y quemas en zonas selváticas.

En cuanto al tramo 5 norte, Fonatur presentó la MIA a Semarnat el pasado 15 de julio, por lo que es previsible que será autorizada hacia finales de agosto, y una vez cumplido este trámite, el juez revocará las suspensiones respectivas.

La semana pasada también fueron presentadas a Semarnat las MIA de los tramos 6 y 7, que cubren 541 kilómetros de Tulum a Escárcega, Campeche.

Sin suspensiones vigentes, los juicios de amparo ya no tendrán un fin práctico, pues pueden pasar meses o años para que se dicte sentencia de fondo sobre la Constitucionalidad de los actos del Gobierno, tiempo durante el cual la obra seguirá adelante.

Se trata de un escenario similar al del Aeropuerto Internacional “Felipe Ángeles” (AIFA) cuyo inicio se retrasó 4 meses por suspensiones, pero una vez que fueron revocadas, se pudo construir y entrar en operación, pese a que todavía se están litigando amparos que impugnaron la cancelación del aeropuerto en Texcoco.

Según Reforma, el tramo 5 iba a correr paralelo a la carretera federal 307, pero ante reclamos de hoteleros y empresarios, el Gobierno lo movió ocho kilómetros hacia la selva, mientras que dio por terminado de manera anticipada el contrato de más de 17 mil millones de pesos con el consorcio Grupo México-Acciona Infraestructuras para el tramo 5 sur.

Ahora, todos los trabajos pendientes están bajo control de la Secretaría de la Defensa Nacional, que no ha informado por Compranet ni algún otro medio oficial a qué empresas subcontrató para realizarlos.

El Gobierno prevé invertir 31,500 millones de pesos para el tramo 5 sur, mientras que, para el 5 norte, estima 28,100 millones de pesos.

Las MIA para los tramos 6 y 7, en tanto, establecen que esa parte de tren costará 124 mil millones de pesos, lo que llevaría el costo final de todo el proyecto de 1,500 kilómetros a más de 300 mil millones de pesos.

Con información de Reforma

Exit mobile version