El entrenador del West Ham, David Moyes, felicita a sus jugadores en una imagen de archivo. EFE/EPA/Laurence Griffiths

Logra West Ham remontada; Tottenham impotente empata ante Southampton

El West Ham de David Moyes reaccionó a su peor momento de la temporada con una remontada repleta de contundencia en su visita al Watford (1-4), en una jornada intersemanal de la Premier que dejó la impotencia del Tottenham, incapaz de derrotar al Southampton en inferioridad numérica desde el minuto 39 (1-1).

La revelación del inicio de temporada en Inglaterra vuelve a brillar. Tras dos derrotas y un empate en sus últimos partidos, recuperó su sitio entre los cinco primeros tras responder con personalidad en casa del Watford al tempranero tanto de Emmanuel Dennis. A los cuatro minutos y tras dos bellos amagos, colocaba su disparo en la escuadra.

El trabajo del West Ham encontró el premio de la remontada antes del descanso, en apenas dos minutos, cuando entre el 27 y el 29, Tomas Soucek llegando con criterio desde segunda línea y Benrahma a placer, cambiaban el panorama del encuentro que se confirmó en una segunda mitad de pleno dominio. Tras un tanto anulado a Bowen, de penalti sentenciaba el encuentro Mark Noble, y de nada servía la parada de la jornada, una reacción repleta de reflejos de Daniel Bachmann al latigazo en el mano a mano con Michail Antonio, que el portero encajaba el cuarto en el añadido, de Nikola Vlasic sin oposición.

El Tottenham, que venía de golear al Crystal Palace el domingo y con apenas un solo día de descanso que provocó quejas de su técnico, el italiano Antonio Conte por la falta de sensibilidad de los responsables de la competición, no pasó del empate en su visita a un Southampton que dominó pero no remató.

Fue a remolque el equipo londinense tras un gran gol desde un saque de banda de Salisu, protagonista del partido. Ward-Prowse enganchaba a bote pronto el despeje de la zaga rival y adelantaba con un derechazo a su equipo que tuvo ante las cuerdas al Tottenham hasta una acción que marcó el duelo.

Un penalti claro de Salisu provocaba su segunda amarilla y dejaba en inferioridad numérica a su equipo a seis minutos del descanso. El empate lo firmaba con la pena máxima Harry Kane en un choque en el que Sergio Reguilón fue titular, y sustituido al descanso tras ver una amonestación en la última acción del primer acto, y Conte acabó recurriendo a Bryan Gil.

El acoso del Tottenham no encontró el premio, con Kane lamentando un tanto anulado por fuera de juego, un segundo gol anulado por falta al portero, estadísticas de posesión que llegaron al 90% y hasta 22 remates, once a puerta, sin premio. Bryan Gil apareció por las dos bandas para poner centros y en sus botas tuvo la última oportunidad sin poder superar la firmeza de Forster. Cae a la sexta plaza con dos partidos por recuperar.

Mientras, el Crystal Palace se levantó de su reciente derrota venciendo con comodidad a un Norwich que no escapa de la crisis en la que se encuentra inmerso. Con una fragilidad defensiva preocupante, igualó al Newcastle como equipo más goleado de la Premier con 42 tantos encajados. Edouard de penalti, Mateta culminando un contragolpe y el zurdazo cruzado de Jeffrey Schlupp, dejaban el partido sentenciado en la primera parte (3-0).

Con información e imagen de EFE

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas