México

Luchan pobladores de Topolobampo contra la instalación de una planta de amoniaco

Desde hace casi una década, pobladores de la bahía de Ohuira, en el puerto de Topolobampo, en el estado de Sinaloa, lucha contra la instalación de una planta de amoniaco.

La bahía, considerado un lugar sagrado, fue el lugar elegido por la empresa de financiación suizo-alemana Gas y Petroquímica de Occidente para instalar una planta de fertilizantes.

Ante ello, los pobladores de la comunidad indígena yoreme, también conocida como mayos, la principal afectada, han logrado detener desde 2013 la instalación de la fábrica que cuenta con el apoyo del actual Gobierno de México y que está pendiente de una resolución de la justicia mexicana.

Pero esta zona es considerada sagrada por sus habitantes originarios.

La planta de amoniaco, elemento necesario para producir fertilizantes, succionará de la bahía 2 mil metros cúbicos de agua por hora.

El agua se desalinizará y luego será devuelta a su lugar de origen, lo que generará un aumento de la sal y de la temperatura poniendo riesgo el ecosistema, denunció Sinaloa Despierta ¡Aquí no!, un colectivo que se opone a la ubicación de la planta en la bahía.

Esta bahía desde hace más de 400 años es un área de sustento y pesca. Hoy da trabajo a más de 3,500 pescadores, “mientras que la planta dará empleo permanente apenas 150 trabajadores”, declaró Felipe Montaño Valenzuela, gobernador tradicional indígena de Ohuira, a EFE.

En el propio informe de impacto ambiental de la empresa se señala que la temperatura media del agua en la zona aumentará 3 grados centígrados debido al efecto de la actividad industrial según documentación presentada por el colectivo.

En este mismo informe se admite que en caso de accidente una nube tóxica de gas actuará en 5 minutos contra la población de Topolobampo, además, esta parte del estado de Sinaloa está en un área sísmica de alta actividad conocida como la Falla de San Andrés.

El humedal Santa María-Topolobampo-Ohuira declarado sitio RAMSAR (humedal de importancia internacional) alberga aves, es un hábitat crítico del delfín nariz de botella, zona de cría y alimentación de las tortugas prieta y carey y de peces y crustáceos de importancia comercial, de acuerdo con un estudio realizado por la mexicana Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio).

Con información e imagen de EFE

Botón volver arriba