Mala planeación y modelos de desarrollo, causas principales de desastres: Enrique Guevara

El director general del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), Enrique Guevara Ortiz, dictó la conferencia “La gestión integral de riesgos de desastres” ante la comunidad académica de la Licenciatura en Gestión y Reducción del Riesgo de Desastres de la Universidad de Colima, conferencia que se transformó en una charla amena y didáctica que dejó rutas a seguir y misiones para quienes estuvieron presentes.

Guevara Ortiz, invitado principal de la VI Jornada Académica “Gestión y reducción del riesgo de desastres: amenazas regionales y entornos sociales”, que organiza la Facultad de Ciencias, destacó conceptos que se deben entender en caso de desastres.

El entorno social y los modelos de desarrollo en México y el mundo, dijo, “generan condiciones de riesgo y de alta vulnerabilidad, y entenderlo es necesario para gestionar adecuadamente los riesgos. Si realmente queremos revertir estos altísimos costos sociales, culturales y económicos, debemos tener conocimiento y conciencia de su causa”.

Guevara Ortiz ofreció un análisis de los desastres en México. En este sentido, dijo que los estudios a nivel mundial indican que está creciendo el número de desastres, así como su impacto sobre la población, infraestructura y actividades económicas.

Mediante una gráfica realizada por una fuente alemana, mostró dicho incremento. En ella se ve cómo los fenómenos geológicos son pocos y mantienen su frecuencia a lo largo de los años; en cambio, los fenómenos hidrometeorológicos (huracanes y ciclones) están aumentando, al igual que los fenómenos hidrológicos (ríos y cauces desbordados). Esto significa, dijo, que los números en cambio climático son los que más han crecido.

Estos últimos fenómenos han aumentado, explicó, “porque cada vez hay más construcciones, mala planeación del desarrollo, degradación ambiental, incendios forestales, y todas son causas humanas derivadas de acciones que realizamos en lo individual o lo colectivo”. En México, agregó, el 95% de los desastres en los últimos 20 años se relacionan con fenómenos hidrometeorológicos.

También dio a conocer que los desastres cuestan bastante dinero a México, que habrá un momento en que no existan recursos suficientes para la reconstrucción, y señaló que el tema de los recursos es bien conocido por Protección Civil de Colima y de Jalisco, personal que por cierto estuvo presente en la conferencia.

Asimismo, explicó que existe un Fondo para Desastres Naturales, conocido como Fonden, y que cada año se autorizan miles de millones de pesos para atender emergencias: “Año con año se destinan 177 mmdp para componer lo que se daña, según cifras del 2000 a 2015”, precisó.

Comentó que los sismos en Chiapas y la Ciudad de México de septiembre de 2017 tuvieron un impacto económico de 80 mmdp: “Son cifras altísimas, pero al ser comparadas con presupuestos asignados al bienestar, desarrollo social, salud y desarrollo sostenible, nos alcanzaría para cinco mil programas de desarrollo sostenible, o diez veces el presupuesto del Conacyt”, explicó.

Por lo anterior, remarcó, sería mejor utilizar todo ese dinero para salud, desarrollo, medio ambiente y educación; “por supuesto, sin dejar de atender las emergencias e incluso estar mejor preparados”. Si queremos revertir estas tendencias, concluyó, “tenemos que enfocarnos en atacar las causas. Entender las definiciones es importante, entender para gestionar y, por supuesto, con la participación de todos”.

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios