Ciencia y Salud

Mejorar el diagnóstico es clave para disminuir transmisión del VIH en México

Mejorar el diagnóstico del VIH en México es fundamental para reducir la transmisión del virus, ya que se estima que al menos 3 de cada 10 personas infectadas no saben que son portadoras y, por tanto, pueden transmitir el virus a otras, consideraron este martes (29) especialistas.

“En México desafortunadamente hay muchas personas que viven con VIH y no lo saben, ya sea por ignorancia o por la creencia de que esta enfermedad solo se presenta en poblaciones con factores de riesgo y, por ello, no consideran necesaria una prueba diagnóstica”, dijo en conferencia de prensa el infectólogo Armando Calderón.

El especialista explicó que el riesgo de contraer VIH no tiene nada que ver con la orientación sexual, y es un mito que debe erradicarse.

“Toda aquella persona que ya haya iniciado su vida sexual debería hacerse una prueba de VIH y, si sale reactiva, acercarse a un tratamiento personalizado”, abundó.

En el marco del Día Mundial de la Lucha contra el Sida, que se conmemora el 1 de diciembre, se estima que cerca de 208 mil personas en México viven con VIH, de las que 7 de cada 10 han sido diagnosticadas, 6 de cada 10 se encuentran en tratamiento antirretroviral (TAR) y 5 de cada 10 se encuentran en supresión viral.

Incidir en calidad de vida

Calderón enfatizó que los medicamentos antirretrovirales se han convertido en la pieza clave del tratamiento de VIH, logrando disminuir la carga viral lo suficiente para ser indetectable y no transmitir el virus.

“Pero, además, son indispensables para que los pacientes tengan una buena calidad de vida”, abundó.

En ese sentido, Andrés Costilla, presidente de la asociación Amigos Potosinos, que apoya a pacientes con VIH, señaló que existen importantes retos en México para atender esta enfermedad, entre ellos, el acceso a los medicamentos, la atención integral, pero también el estigma y la discriminación que rodea a los pacientes.

“No hemos avanzado en reducir el estigma asociado al VIH. Creemos que sigue concentrada en grupos de homosexuales, hombres que tienen sexo con hombres, entre otros grupos de riesgo, cuando no es así”, puntualizó.

Señaló que muchos pacientes sufren consecuencias tras su diagnóstico como la pérdida de su trabajo, rechazo de familiares, desesperanza, depresión y trato sin respeto ni dignidad.

“Es por ello que es importante educar, hablar de tema y derribar los estigmas, acabar con la discriminación”, apuntó.

Marco Banda, Gerente Médico para la Franquicia de VIH en GSK México, destacó que el tratamiento antirretroviral ha transformado a la infección por el VIH.

“De ser una enfermedad que se consideraba como mortal, ahora puede ser considerada una enfermedad crónica que permite a las personas tener una expectativa y calidad de vida similar a la de la población en general”, señaló.

Recordó que la terapia antirretroviral es benéfica aún iniciada en etapas avanzadas, pero la terapia tardía puede no reparar el daño producido por la replicación viral persistente que ocurrió durante las fases tempranas de la infección.

Los expertos recordaron que, si bien se continúa haciendo una investigación constante para mejorar los aspectos de eficacia, toxicidad e interacciones con diferentes medicamentos, el éxito radica en identificar a los pacientes y fomentar una adherencia al tratamiento multidisciplinario.

Con información e imagen de EFE

Botón volver arriba